Nuevas recetas

Mujer casi quema una casa después de seguir un consejo de cocina de Facebook

Mujer casi quema una casa después de seguir un consejo de cocina de Facebook


Una mujer en el Reino Unido estuvo a punto de incendiar su casa cuando trató de hacer una tostada con queso volteando su tostadora de lado

Si fui lo suficientemente estúpido como para hacerlo, alguien más lo será ”, dijo Dale.

Suzanne Dale, residente del Reino Unido, estuvo a punto de incendiar su propia casa después de seguir un "consejo" de cocina que recibió de Facebook: para hacer tostadas de queso sin parrilla, simplemente gire la tostadora de lado e inserte el pan y el queso.

En unos momentos, la tostadora de Dale comenzó a humear y, cuando desenchufó la máquina y la sacó afuera, estaba en llamas. Pasaron 20 minutos antes de que Dale finalmente apagara el fuego, y horas antes de que el humo se disipara.

Dale volvió a Facebook para advertir a sus amigos que no cometieran el mismo error, compartiendo una foto de su tostadora en llamas. "No intentes esto en casa", advirtió Dale.

"Pensé que podría ser una forma más rápida de hacer queso en una tostada", dijo Dale al Manchester Evening News. “Desde entonces ha habido 2.000 acciones y tantos comentarios. Probablemente sea algo bueno: si fui lo suficientemente estúpido como para hacerlo, alguien más lo será ".

Tras el peligroso percance de Dale en la cocina, el Servicio de Bomberos de Greater Manchester emitió una declaración al público en la que instaba a las personas a "usar los electrodomésticos de cocina únicamente de acuerdo con las instrucciones del fabricante".


Crash Hot Potatoes

¡Crash Hot Potatoes le da un toque encantador a la vieja y cansada papa horneada! Son la combinación perfecta de crujiente, sabroso y simple.

papas nuevas enteras (u otras papas pequeñas y redondas)

Romero (u otras hierbas de su elección), al gusto

  1. Precalienta el horno a 450 grados.
  2. Ponga a hervir una olla de agua con sal. Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas.
  3. Rocíe una sartén con aceite de oliva. Coloque las papas tiernas en la bandeja para hornear, dejando suficiente espacio entre cada papa.
  4. Con un machacador de papas, presione suavemente cada papa hasta que se triture ligeramente, luego empuje el exceso fuera del machacador de nuevo sobre las papas. Gire el machacador de patatas 90 grados y vuelva a hacer puré, sacando el exceso. Rocíe generosamente la parte superior de cada papa triturada con más aceite de oliva.
  5. Espolvoree las papas con sal kosher, pimienta negra molida fresca y romero fresco picado (o cebollino o tomillo o cualquier hierba que tenga disponible). Agregue parmesano rallado.
  6. Hornee en un horno a 450 grados durante 20-25 minutos hasta que se doren y chisporroteen.

Hombre, amo Australia. En primer lugar, mi hija mayor fue concebida allí en nuestra luna de miel e infierno y, mientras le preguntamos sobre el tema, ¿alguna vez les he dicho que casi la llamamos & ldquoSydney & rdquo como un guiño a su punto de origen? Al final, me acobardé, aunque pensé que podría ser un poco cursi, y la verdad sea dicha, creo que en realidad fue concebida en Brisbane. Pero yo y rsquoll me detengo ahí. Este es un sitio web apto para familias.

De todos modos, me encanta Australia. Anoche probé esta guarnición y me la envió Trish, una amiga / lectora australiana, hace unas semanas y me encantó. Creado por la escritora de comida australiana Jill Dupleix, se llama & ldquoCrash Hot Potatoes & rdquo y se ha elevado a la cima de mis platos favoritos para servir con grandes trozos de carne de res.

Son tan simples que resultan terroríficos. Bueno, no aterrador y infernal, pero casi. Le dieron un toque encantador a la vieja y gastada papa horneada, y encarnan perfectamente una cualidad que siempre me esfuerzo por lograr en mi cocina: Superficie sabrosa y crujiente. I & rsquoll profundizo en ese principio en una publicación separada, pero sé que pronto estaré pontificando sobre Flavorful, Crispy Surface Area. Y yo & rsquoll te hago un creyente.

Por ahora, sin embargo, ¡dejemos que & rsquos tome una pastilla para enfriar y prepare Crash Hot Potatoes! Gracias, Trish de Australia, por compartirlo.

El elenco de personajes: papas nuevas (u otras papas pequeñas y redondas), aceite de oliva, sal kosher, pimienta negra y cualquier hierba que te guste. I & rsquom usando Rosemary.

Empiece por llevar a ebullición una olla de agua con sal.

Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas. Y sí, me doy cuenta de que mi olla está un poco llena, pero escuche: mis hijos llenaron mi gran horno holandés con una combinación de comida para perros, tierra para macetas y grava ayer, y luego lo colocaron en la parte superior de nuestro garaje. Tengo que aprender a arreglármelas por aquí.

¡Oh! Y me gustaría anunciar oficialmente que, como resultado de los repetidos intentos de mis hijos de excavar en China, ya no tengo cucharas en mi cocina. Me escuchas. Envíe cucharas lo antes posible, por favor. Tenemos cereales para comer.

A continuación, rocíe generosamente aceite de oliva en una sartén.

Esto significará la diferencia entre que las patatas se peguen y no se peguen, así que no seas tímido aquí.

Cuando las papas estén tiernas, colóquelas en la bandeja para hornear

& hellipDándoles mucho espacio para esparcirse.

A continuación, tome su machacador de papas y presione suavemente la papa hasta que se triture un poco y se rompa.

Luego gire el machacador 90 grados y termine de aplanarlo. Por supuesto, no quieres aplastarlo absolutamente en la sartén y si quieres que casi se parezca a una galleta.

Repita hasta que todos estén aplanados. Y realmente, no sé por qué no podrías usar el fondo de un vaso para este paso si no tienes un machacador de papas. Puede que la superficie no tenga tanta textura ni sea tan interesante, pero creo que aún podría funcionar.

A continuación, cepille la parte superior con bastante generosidad con aceite de oliva.

Y si pudiera usar una brocha de pastelería que se vea tan mal o peor que esta, sería genial. Duermo mejor esta noche.

Mira, yo uso las cosas en mi cocina. No puedo molestarme en asegurarme de que esté pulido y perfecto.

* Aquí termina la racionalización.

Luego, toma un poco de sal kosher. Puede usar sal común, pero realmente recomiendo usar kosher. Se adhiere a las patatas con mayor facilidad y les da un buen sabor sin que se pongan demasiado saladas.

Recuerde: las papas necesitan sal. ¡Don & rsquot escatima!

Sea siempre tan generoso con la pimienta negra recién molida.

Ahora, puede tomar algunas cebolletas y Hellipor tomillo y Hellip o cualquier hierba que tenga disponible. Tenía esto en mi jardín y en el mismo jardín que ha sido golpeado por granizo, viento y lluvia durante el último mes. Dejemos que & rsquos guarde un momento de silencio para todos los jardines de América Central.

Cualquiera que sea la hierba que use, simplemente córtela muy finamente y espolvoree por encima.


Crash Hot Potatoes

¡Crash Hot Potatoes le da un toque encantador a la vieja y cansada papa horneada! Son la combinación perfecta de crujiente, sabroso y simple.

patatas enteras (u otras patatas pequeñas y redondas)

Romero (u otras hierbas de su elección), al gusto

  1. Precalienta el horno a 450 grados.
  2. Ponga a hervir una olla de agua con sal. Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas.
  3. Rocíe una sartén con aceite de oliva. Coloque las papas tiernas en la bandeja para hornear, dejando suficiente espacio entre cada papa.
  4. Con un machacador de papas, presione suavemente cada papa hasta que se triture ligeramente, luego empuje el exceso fuera del machacador de nuevo sobre las papas. Gire el machacador de patatas 90 grados y vuelva a hacer puré, sacando el exceso. Rocíe generosamente la parte superior de cada papa triturada con más aceite de oliva.
  5. Espolvoree las papas con sal kosher, pimienta negra molida fresca y romero fresco picado (o cebollino o tomillo o cualquier hierba que tenga disponible). Agregue parmesano rallado.
  6. Hornee en un horno a 450 grados durante 20-25 minutos hasta que se doren y chisporroteen.

Hombre, amo Australia. En primer lugar, mi hija mayor fue concebida allí en nuestra luna de miel e infierno y, mientras le preguntamos sobre el tema, ¿alguna vez les he dicho que casi la llamamos & ldquoSydney & rdquo como un guiño a su punto de origen? Al final, me acobardé, aunque pensé que podría ser un poco cursi, y la verdad sea dicha, creo que en realidad fue concebida en Brisbane. Pero yo y rsquoll me detengo ahí. Este es un sitio web apto para familias.

De todos modos, me encanta Australia. Anoche probé esta guarnición y me la envió Trish, una amiga / lectora australiana, hace unas semanas y me encantó. Creado por la escritora de comida australiana Jill Dupleix, se llama & ldquoCrash Hot Potatoes & rdquo y se ha elevado a la cima de mis platos favoritos para servir con grandes trozos de carne de res.

Son tan simples que resultan terroríficos. Bueno, no aterrador y infernal, pero casi. Le dieron un toque encantador a la vieja y gastada papa horneada, y encarnan perfectamente una cualidad que siempre me esfuerzo por lograr en mi cocina: Superficie sabrosa y crujiente. I & rsquoll profundizo en ese principio en una publicación separada, pero sé que pronto estaré pontificando sobre Flavorful, Crispy Surface Area. Y yo & rsquoll te hago un creyente.

Por ahora, sin embargo, ¡dejemos que & rsquos tome una pastilla para enfriar y prepare Crash Hot Potatoes! Gracias, Trish de Australia, por compartirlo.

El elenco de personajes: papas nuevas (u otras papas pequeñas y redondas), aceite de oliva, sal kosher, pimienta negra y cualquier hierba que te guste. I & rsquom usando Rosemary.

Empiece por llevar a ebullición una olla de agua con sal.

Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas. Y sí, me doy cuenta de que mi olla está un poco llena, pero escuche: mis hijos llenaron mi gran horno holandés con una combinación de comida para perros, tierra para macetas y grava ayer, y luego lo colocaron en la parte superior de nuestro garaje. Tengo que aprender a arreglármelas por aquí.

¡Oh! Y me gustaría anunciar oficialmente que, como resultado de los repetidos intentos de mis hijos de excavar en China, ya no tengo cucharas en mi cocina. Me escuchas. Envíe cucharas lo antes posible, por favor. Tenemos cereales para comer.

A continuación, rocíe generosamente aceite de oliva en una sartén.

Esto significará la diferencia entre que las patatas se peguen y no se peguen, así que no seas tímido aquí.

Cuando las papas estén tiernas, colóquelas en la bandeja para hornear

& hellipDándoles mucho espacio para esparcirse.

A continuación, toma el machacador de papas y presiona suavemente la papa hasta que se haga un puré levemente.

Luego gire el machacador 90 grados y termine de aplanarlo. Por supuesto, no quieres aplastarlo absolutamente en la sartén y si quieres que casi se parezca a una galleta.

Repita hasta que todos estén aplanados. Y realmente, no sé por qué no podrías usar el fondo de un vaso para este paso si no tienes un machacador de papas. Puede que la superficie no tenga tanta textura ni sea tan interesante, pero creo que aún podría funcionar.

A continuación, cepille la parte superior con bastante generosidad con aceite de oliva.

Y si pudiera usar una brocha de pastelería que se vea tan mal o peor que esta, sería genial. Dormiré mejor esta noche.

Mira, yo uso las cosas en mi cocina. No puedo molestarme en asegurarme de que esté pulido y perfecto.

* Aquí termina la racionalización.

Luego, toma un poco de sal kosher. Puede usar sal común, pero realmente recomiendo usar kosher. Se adhiere a las patatas con mayor facilidad y les da un buen sabor sin que se pongan demasiado saladas.

Recuerde: las papas necesitan sal. ¡Don & rsquot escatima!

Sea siempre tan generoso con la pimienta negra recién molida.

Ahora, puede tomar algunas cebolletas y Hellipor tomillo y Hellip o cualquier hierba que tenga disponible. Tenía esto en mi jardín y en el mismo jardín que ha sido golpeado por granizo, viento y lluvia durante el último mes. Dejemos que & rsquos guarde un momento de silencio para todos los jardines de América Central.

Cualquiera que sea la hierba que use, simplemente córtela muy finamente y espolvoree por encima.


Crash Hot Potatoes

¡Crash Hot Potatoes le da un toque encantador a la vieja y cansada papa horneada! Son la combinación perfecta de crujiente, sabroso y simple.

papas nuevas enteras (u otras papas pequeñas y redondas)

Romero (u otras hierbas de su elección), al gusto

  1. Precalienta el horno a 450 grados.
  2. Ponga a hervir una olla de agua con sal. Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas.
  3. Rocíe una sartén con aceite de oliva. Coloque las papas tiernas en la bandeja para hornear, dejando suficiente espacio entre cada papa.
  4. Con un machacador de papas, presione suavemente cada papa hasta que se triture ligeramente, luego empuje el exceso fuera del machacador de nuevo sobre las papas. Gira el machacador de patatas 90 grados y vuelve a triturar, sacando el exceso. Rocíe generosamente la parte superior de cada papa triturada con más aceite de oliva.
  5. Espolvoree las papas con sal kosher, pimienta negra molida fresca y romero fresco picado (o cebollino o tomillo o cualquier hierba que tenga disponible). Agregue parmesano rallado.
  6. Hornee en un horno a 450 grados durante 20-25 minutos hasta que se doren y chisporroteen.

Hombre, amo Australia. En primer lugar, mi hija mayor fue concebida allí en nuestra luna de miel e infierno y, mientras le preguntamos sobre el tema, ¿alguna vez les he dicho que casi la llamamos & ldquoSydney & rdquo como un guiño a su punto de origen? Al final, me acobardé, aunque pensé que podría ser un poco cursi, y la verdad sea dicha, creo que en realidad fue concebida en Brisbane. Pero yo y rsquoll me detengo ahí. Este es un sitio web apto para familias.

De todos modos, me encanta Australia. Anoche probé esta guarnición y me la envió Trish, una amiga / lectora australiana, hace unas semanas y me encantó. Creado por la escritora de comida australiana Jill Dupleix, se llama & ldquoCrash Hot Potatoes & rdquo y se ha elevado a la cima de mis platos favoritos para servir con grandes trozos de carne de res.

Son tan simples que resultan terroríficos. Bueno, no aterrador y infernal, pero casi. Le dieron un toque encantador a la vieja y gastada papa horneada, y encarnan perfectamente una cualidad que siempre me esfuerzo por lograr en mi cocina: Superficie sabrosa y crujiente. I & rsquoll profundizo en ese principio en una publicación separada, pero sé que pronto estaré pontificando sobre Flavorful, Crispy Surface Area. Y yo & rsquoll te hago un creyente.

Por ahora, sin embargo, ¡dejemos que & rsquos tome una pastilla para enfriar y prepare Crash Hot Potatoes! Gracias, Trish de Australia, por compartirlo.

El elenco de personajes: papas nuevas (u otras papas pequeñas y redondas), aceite de oliva, sal kosher, pimienta negra y cualquier hierba que te guste. I & rsquom usando Rosemary.

Empiece por llevar a ebullición una olla de agua con sal.

Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas. Y sí, me doy cuenta de que mi olla está un poco llena, pero escuche: mis hijos llenaron mi gran horno holandés con una combinación de comida para perros, tierra para macetas y grava ayer, y luego lo colocaron en la parte superior de nuestro garaje. Tengo que aprender a arreglármelas por aquí.

¡Oh! Y me gustaría anunciar oficialmente que, como resultado de los repetidos intentos de mis hijos de excavar en China, ya no tengo cucharas en mi cocina. Me escuchas. Envíe cucharas lo antes posible, por favor. Tenemos cereales para comer.

A continuación, rocíe generosamente aceite de oliva en una sartén.

Esto significará la diferencia entre que las patatas se peguen y no se peguen, así que no seas tímido aquí.

Cuando las papas estén tiernas, colóquelas en la bandeja para hornear

& hellipDándoles mucho espacio para esparcirse.

A continuación, tome su machacador de papas y presione suavemente la papa hasta que se triture un poco y se rompa.

Luego gire el machacador 90 grados y termine de aplanarlo. Por supuesto, no quieres aplastarlo absolutamente en la sartén y si quieres que casi se parezca a una galleta.

Repita hasta que todos estén aplanados. Y realmente, no sé por qué no podrías usar el fondo de un vaso para este paso si no tienes un machacador de papas. Puede que la superficie no tenga tanta textura ni sea tan interesante, pero creo que aún podría funcionar.

A continuación, cepille la parte superior con bastante generosidad con aceite de oliva.

Y si pudiera usar una brocha de pastelería que se vea tan mal o peor que esta, sería genial. Duermo mejor esta noche.

Mira, yo uso las cosas en mi cocina. No puedo molestarme en asegurarme de que esté pulido y perfecto.

* Aquí termina la racionalización.

Luego, toma un poco de sal kosher. Puede usar sal común, pero realmente recomiendo usar kosher. Se adhiere a las patatas con mayor facilidad y les da un buen sabor sin que se pongan demasiado saladas.

Recuerde: las papas necesitan sal. ¡Don & rsquot escatima!

Sea siempre tan generoso con la pimienta negra recién molida.

Ahora, puede tomar algunas cebolletas y Hellipor tomillo y Hellip o cualquier hierba que tenga disponible. Tenía esto en mi jardín y en el mismo jardín que ha sido golpeado por granizo, viento y lluvia durante el último mes. Dejemos que & rsquos guarde un momento de silencio para todos los jardines de América Central.

Cualquiera que sea la hierba que uses, simplemente córtala muy finamente y espolvoréala por encima.


Crash Hot Potatoes

¡Crash Hot Potatoes le da un toque encantador a la vieja y cansada papa horneada! Son la combinación perfecta de crujiente, sabroso y simple.

papas nuevas enteras (u otras papas pequeñas y redondas)

Romero (u otras hierbas de su elección), al gusto

  1. Precalienta el horno a 450 grados.
  2. Ponga a hervir una olla de agua con sal. Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas.
  3. Rocíe una sartén con aceite de oliva. Coloque las papas tiernas en la sartén, dejando suficiente espacio entre cada papa.
  4. Con un machacador de papas, presione suavemente cada papa hasta que se triture ligeramente, luego empuje el exceso fuera del machacador de nuevo sobre las papas. Gire el machacador de patatas 90 grados y vuelva a hacer puré, sacando el exceso. Rocíe generosamente la parte superior de cada papa triturada con más aceite de oliva.
  5. Espolvoree las papas con sal kosher, pimienta negra molida fresca y romero fresco picado (o cebollino o tomillo o cualquier hierba que tenga disponible). Agregue parmesano rallado.
  6. Hornee en un horno a 450 grados durante 20-25 minutos hasta que se doren y chisporroteen.

Hombre, amo Australia. En primer lugar, mi hija mayor fue concebida allí en nuestra luna de miel e infierno y, mientras le preguntamos sobre el tema, ¿alguna vez les he dicho que casi la llamamos & ldquoSydney & rdquo como un guiño a su punto de origen? Al final, me acobardé, aunque pensé que podría ser un poco cursi, y la verdad sea dicha, creo que en realidad fue concebida en Brisbane. Pero yo y rsquoll me detengo ahí. Este es un sitio web apto para familias.

De todos modos, me encanta Australia. Anoche probé esta guarnición y me la envió Trish, una amiga / lectora australiana, hace unas semanas y me encantó. Creado por la escritora de comida australiana Jill Dupleix, se llama & ldquoCrash Hot Potatoes & rdquo y se ha elevado a la cima de mis platos favoritos para servir con grandes trozos de carne de res.

Son tan simples que resultan terroríficos. Bueno, no aterrador y infernal, pero casi. Le dieron un toque encantador a la vieja y gastada papa horneada, y encarnan perfectamente una cualidad que siempre me esfuerzo por lograr en mi cocina: Superficie sabrosa y crujiente. I & rsquoll profundizo en ese principio en una publicación separada, pero sé que pronto estaré pontificando sobre Flavorful, Crispy Surface Area. Y yo & rsquoll te hago un creyente.

Por ahora, sin embargo, ¡dejemos que & rsquos tome una pastilla para enfriar y prepare Crash Hot Potatoes! Gracias, Trish de Australia, por compartirlo.

El elenco de personajes: papas nuevas (u otras papas pequeñas y redondas), aceite de oliva, sal kosher, pimienta negra y cualquier hierba que te guste. I & rsquom usando Rosemary.

Empiece por llevar a ebullición una olla de agua con sal.

Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas. Y sí, me doy cuenta de que mi olla está un poco llena, pero escuche: mis hijos llenaron mi gran horno holandés con una combinación de comida para perros, tierra para macetas y grava ayer, y luego lo colocaron en la parte superior de nuestro garaje. Tengo que aprender a arreglármelas por aquí.

¡Oh! Y me gustaría anunciar oficialmente que, como resultado de los repetidos intentos de mis hijos de excavar en China, ya no tengo cucharas en mi cocina. Me escuchas. Envíe cucharas lo antes posible, por favor. Tenemos cereales para comer.

A continuación, rocíe generosamente aceite de oliva en una sartén.

Esto significará la diferencia entre que las patatas se peguen y no se peguen, así que no seas tímido aquí.

Cuando las papas estén tiernas, colóquelas en la bandeja para hornear

& hellipDándoles mucho espacio para esparcirse.

A continuación, toma el machacador de papas y presiona suavemente la papa hasta que se haga un puré levemente.

Luego gire el machacador 90 grados y termine de aplanarlo. Por supuesto, no quieres aplastarlo absolutamente en la sartén y si quieres que casi se parezca a una galleta.

Repita hasta que todos estén aplanados. Y realmente, no sé por qué no podrías usar el fondo de un vaso para este paso si no tienes un machacador de papas. Puede que la superficie no tenga tanta textura ni sea tan interesante, pero creo que aún podría funcionar.

A continuación, cepille la parte superior con bastante generosidad con aceite de oliva.

Y si pudiera usar una brocha de pastelería que se vea tan mal o peor que esta, sería genial. Duermo mejor esta noche.

Mira, yo uso las cosas en mi cocina. No puedo molestarme en asegurarme de que esté pulido y perfecto.

* Aquí termina la racionalización.

Luego, toma un poco de sal kosher. Puede usar sal común, pero realmente recomiendo usar kosher. Se adhiere a las patatas con mayor facilidad y les da un buen sabor sin que se pongan demasiado saladas.

Recuerde: las papas necesitan sal. ¡Don & rsquot escatima!

Sea siempre tan generoso con la pimienta negra recién molida.

Ahora, puede tomar algunas cebolletas y Hellipor tomillo y Hellip o cualquier hierba que tenga disponible. Tenía esto en mi jardín y en el mismo jardín que ha sido golpeado por granizo, viento y lluvia durante el último mes. Dejemos que & rsquos guarde un momento de silencio para todos los jardines de Centroamérica.

Cualquiera que sea la hierba que use, simplemente córtela muy finamente y espolvoree por encima.


Crash Hot Potatoes

¡Crash Hot Potatoes le da un toque encantador a la vieja y cansada papa horneada! Son la combinación perfecta de crujiente, sabroso y simple.

papas nuevas enteras (u otras papas pequeñas y redondas)

Romero (u otras hierbas de su elección), al gusto

  1. Precalienta el horno a 450 grados.
  2. Ponga a hervir una olla de agua con sal. Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas.
  3. Rocíe una sartén con aceite de oliva. Coloque las papas tiernas en la bandeja para hornear, dejando suficiente espacio entre cada papa.
  4. Con un machacador de papas, presione suavemente cada papa hasta que se triture ligeramente, luego empuje el exceso fuera del machacador de nuevo sobre las papas. Gira el machacador de patatas 90 grados y vuelve a triturar, sacando el exceso. Rocíe generosamente la parte superior de cada papa triturada con más aceite de oliva.
  5. Espolvoree las papas con sal kosher, pimienta negra molida fresca y romero fresco picado (o cebollino o tomillo o cualquier hierba que tenga disponible). Agregue parmesano rallado.
  6. Hornee en un horno a 450 grados durante 20-25 minutos hasta que se doren y chisporroteen.

Hombre, amo Australia. En primer lugar, mi hija mayor fue concebida allí en nuestra luna de miel e infierno y, mientras le preguntamos sobre el tema, ¿alguna vez les he dicho que casi la llamamos & ldquoSydney & rdquo como un guiño a su punto de origen? Al final, me acobardé, aunque pensé que podría ser un poco cursi, y la verdad sea dicha, creo que en realidad fue concebida en Brisbane. Pero yo y rsquoll me detengo ahí. Este es un sitio web apto para familias.

De todos modos, me encanta Australia. Anoche probé esta guarnición y me la envió Trish, una amiga / lectora australiana, hace unas semanas y me encantó. Creado por la escritora de comida australiana Jill Dupleix, se llama & ldquoCrash Hot Potatoes & rdquo y se ha elevado a la cima de mis platos favoritos para servir con grandes trozos de carne de res.

Son tan simples que resultan terroríficos. Bueno, no aterrador y infernal, pero casi. Le dieron un toque encantador a la vieja y gastada papa horneada, y encarnan perfectamente una cualidad que siempre me esfuerzo por lograr en mi cocina: Superficie sabrosa y crujiente. I & rsquoll profundizo en ese principio en una publicación separada, pero sé que pronto estaré pontificando sobre Flavorful, Crispy Surface Area. Y yo & rsquoll te hago un creyente.

Por ahora, sin embargo, ¡dejemos que & rsquos tome una pastilla para enfriar y prepare Crash Hot Potatoes! Gracias, Trish de Australia, por compartirlo.

El elenco de personajes: papas nuevas (u otras papas pequeñas y redondas), aceite de oliva, sal kosher, pimienta negra y cualquier hierba que te guste. I & rsquom usando Rosemary.

Empiece por llevar a ebullición una olla de agua con sal.

Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas. Y sí, me doy cuenta de que mi olla está un poco llena, pero escuche: mis hijos llenaron mi gran horno holandés con una combinación de comida para perros, tierra para macetas y grava ayer, y luego lo colocaron en la parte superior de nuestro garaje. Tengo que aprender a arreglármelas por aquí.

¡Oh! Y me gustaría anunciar oficialmente que, como resultado de los repetidos intentos de mis hijos de excavar en China, ya no tengo cucharas en mi cocina. Me escuchas. Envíe cucharas lo antes posible, por favor. Tenemos cereales para comer.

A continuación, rocíe generosamente aceite de oliva en una sartén.

Esto significará la diferencia entre que las patatas se peguen y no se peguen, así que no seas tímido aquí.

Cuando las papas estén tiernas, colóquelas en la bandeja para hornear

& hellipDándoles mucho espacio para esparcirse.

A continuación, tome su machacador de papas y presione suavemente la papa hasta que se triture un poco y se rompa.

Luego gire el machacador 90 grados y termine de aplanarlo. Por supuesto, no quieres aplastarlo absolutamente en la sartén y si quieres que casi se parezca a una galleta.

Repita hasta que todos estén aplanados. Y realmente, no sé por qué no podrías usar el fondo de un vaso para este paso si no tienes un machacador de papas. Puede que la superficie no tenga tanta textura ni sea tan interesante, pero creo que aún podría funcionar.

A continuación, cepille la parte superior con bastante generosidad con aceite de oliva.

Y si pudiera usar una brocha de pastelería que se vea tan mal o peor que esta, sería genial. Duermo mejor esta noche.

Mira, yo uso las cosas en mi cocina. No puedo molestarme en asegurarme de que esté pulido y perfecto.

* Aquí termina la racionalización.

Luego, toma un poco de sal kosher. Puede usar sal común, pero realmente recomiendo usar kosher. Se adhiere a las patatas con mayor facilidad y les da un buen sabor sin que se pongan demasiado saladas.

Recuerde: las papas necesitan sal. ¡Don & rsquot escatima!

Sea siempre tan generoso con la pimienta negra recién molida.

Ahora, puede tomar algunas cebolletas y Hellipor tomillo y Hellip o cualquier hierba que tenga disponible. Tenía esto en mi jardín y en el mismo jardín que ha sido golpeado por granizo, viento y lluvia durante el último mes. Dejemos que & rsquos guarde un momento de silencio para todos los jardines de América Central.

Cualquiera que sea la hierba que uses, simplemente córtala muy finamente y espolvoréala por encima.


Crash Hot Potatoes

¡Crash Hot Potatoes le da un toque encantador a la vieja y cansada papa horneada! Son la combinación perfecta de crujiente, sabroso y simple.

papas nuevas enteras (u otras papas pequeñas y redondas)

Romero (u otras hierbas de su elección), al gusto

  1. Precalienta el horno a 450 grados.
  2. Ponga a hervir una olla de agua con sal. Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas.
  3. Rocíe una sartén con aceite de oliva. Coloque las papas tiernas en la bandeja para hornear, dejando suficiente espacio entre cada papa.
  4. Con un machacador de papas, presione suavemente cada papa hasta que se triture un poco, luego empuje el exceso fuera del machacador de nuevo sobre las papas. Gire el machacador de patatas 90 grados y vuelva a hacer puré, sacando el exceso. Rocíe generosamente la parte superior de cada papa triturada con más aceite de oliva.
  5. Espolvoree las papas con sal kosher, pimienta negra molida fresca y romero fresco picado (o cebollino o tomillo o cualquier hierba que tenga disponible). Agregue parmesano rallado.
  6. Hornee en un horno a 450 grados durante 20-25 minutos hasta que se doren y chisporroteen.

Hombre, amo Australia. En primer lugar, mi hija mayor fue concebida allí en nuestra luna de miel e infierno y, mientras le preguntamos sobre el tema, ¿alguna vez les he dicho que casi la llamamos & ldquoSydney & rdquo como un guiño a su punto de origen? Al final, me acobardé, aunque pensé que podría ser un poco cursi, y la verdad sea dicha, creo que en realidad fue concebida en Brisbane. Pero yo y rsquoll me detengo ahí. Este es un sitio web apto para familias.

De todos modos, me encanta Australia. Anoche probé esta guarnición y me la envió Trish, una amiga / lectora australiana, hace unas semanas y me encantó. Creado por la escritora de comida australiana Jill Dupleix, se llama & ldquoCrash Hot Potatoes & rdquo y se ha elevado a la cima de mis platos favoritos para servir con grandes trozos de carne de res.

Son tan simples que resultan terroríficos. Bueno, no aterrador y infernal, pero casi. Le dieron un toque encantador a la vieja y gastada papa horneada, y encarnan perfectamente una cualidad que siempre me esfuerzo por lograr en mi cocina: Superficie sabrosa y crujiente. Yo & rsquoll profundizo en ese principio en una publicación separada, pero sé que pronto estaré pontificando sobre Flavorful, Crispy Surface Area. Y yo & rsquoll te hago un creyente.

Por ahora, sin embargo, ¡dejemos que & rsquos tome una pastilla para enfriar y prepare Crash Hot Potatoes! Gracias, Trish de Australia, por compartirlo.

El elenco de personajes: papas nuevas (u otras papas pequeñas y redondas), aceite de oliva, sal kosher, pimienta negra y cualquier hierba que te guste. I & rsquom usando Rosemary.

Empiece por llevar a ebullición una olla de agua con sal.

Agregue tantas papas como desee hacer y cocínelas hasta que estén tiernas. Y sí, me doy cuenta de que mi olla está un poco llena, pero escuche: mis hijos llenaron mi gran horno holandés con una combinación de comida para perros, tierra para macetas y grava ayer, y luego lo colocaron en la parte superior de nuestro garaje. Tengo que aprender a arreglármelas por aquí.

¡Oh! Y me gustaría anunciar oficialmente que, como resultado de los repetidos intentos de mis hijos de excavar en China, ya no tengo cucharas en mi cocina. Me escuchas. Envíe cucharas lo antes posible, por favor. Tenemos cereales para comer.

A continuación, rocíe generosamente aceite de oliva en una sartén.

Esto significará la diferencia entre que las patatas se peguen y no se peguen, así que no seas tímido aquí.

Cuando las papas estén tiernas, colóquelas en la bandeja para hornear

& hellipDándoles mucho espacio para esparcirse.

A continuación, tome su machacador de papas y presione suavemente la papa hasta que se triture un poco y se rompa.

Luego gire el machacador 90 grados y termine de aplanarlo. Por supuesto, no quieres aplastarlo absolutamente en la sartén y si quieres que casi se parezca a una galleta.

Repita hasta que todos estén aplanados. Y realmente, no sé por qué no podrías usar el fondo de un vaso para este paso si no tienes un machacador de papas. Puede que la superficie no tenga tanta textura ni sea tan interesante, pero creo que aún podría funcionar.

A continuación, cepille la parte superior con bastante generosidad con aceite de oliva.

Y si pudiera usar una brocha de pastelería que se vea tan mal o peor que esta, sería genial. Duermo mejor esta noche.

Mira, yo uso las cosas en mi cocina. No puedo molestarme en asegurarme de que esté pulido y perfecto.

* Aquí termina la racionalización.

Luego, toma un poco de sal kosher. You can use regular salt, but I&rsquod really recommend using kosher. It adheres to the potatoes more easily and really flavors them nicely without getting too salty.

Remember: potatoes need salt. Don&rsquot skimp!

Be ye ever as generous with fresh ground black pepper.

Now, you can grab some chives&hellipor thyme&hellipor whatever herbs you have available. I had this in my garden&mdashthe same garden that&rsquos been pummeled by hail, wind, and rain for the past month. Let&rsquos observe a moment of silence for all gardens in Middle America.

Whatever herb you use, just chop it pretty finely and sprinkle over the top.


Crash Hot Potatoes

Crash Hot Potatoes are a lovely twist on the tired old baked potato! They're the perfect combination of crispy, flavorful, and simple.

whole new potatoes (or other small round potatoes)

Rosemary (or other herbs of choice), to taste

  1. Precalienta el horno a 450 grados.
  2. Bring a pot of salted water to a boil. Add in as many potatoes as you wish to make and cook them until they are fork-tender.
  3. Drizzle a sheet pan with olive oil. Place tender potatoes on the sheet pan, leaving plenty of room between each potato.
  4. With a potato masher, gently press down each potato until it slightly mashes, then push the excess out of the masher back on top of the potatoes. Rotate the potato masher 90 degrees and mash again, pushing out the excess. Drizzle the tops of each crushed potato generously with more olive oil.
  5. Sprinkle potatoes with kosher salt, fresh ground black pepper and fresh chopped rosemary (or chives or thyme or whatever herb you have available.) Add grated Parmesan.
  6. Bake in a 450 degree oven for 20-25 minutes until golden brown and sizzling.

Man, do I love Australia. First, my oldest daughter was conceived there on our honeymoon&hellipand while we&rsquore on the subject, have I ever shared with you that we almost named her &ldquoSydney&rdquo as a nod to her point of origin? In the end, I chickened out, though&mdashI thought that might be a little corny, and truth be told, I think she was actually conceived in Brisbane. But I&rsquoll stop there. This is a family-friendly website.

Anyway, I just love Australia. I just tried this side dish last night&mdashit was sent to me by Trish, an Aussie friend/reader, a few weeks ago&mdashand I wound up absolutely loving it. Created by Australian food writer Jill Dupleix, it&rsquos called &ldquoCrash Hot Potatoes&rdquo and has soared to the top of my Favorite Side Dishes to Serve With Big Ol&rsquo Hunks of Beef.

They&rsquore so simple, it&rsquos terrifying. Well, not terrifying&hellipbut almost. They&rsquore a lovely twist on the tired old baked potato, and they perfectly embody a quality I always strive to achieve in my cooking: Flavorful, Crispy Surface Area. I&rsquoll go into that principle more in a separate post, but just know I&rsquoll be pontificating about Flavorful, Crispy Surface Area soon. And I&rsquoll make you a believer.

For now, though, let&rsquos take a chill pill and make Crash Hot Potatoes! Thanks, Trish from Australia, for sharing it.

The Cast of Characters: New Potatoes (or other small, round potato), Olive Oil, Kosher Salt, Black Pepper, and whatever herb you like. I&rsquom using Rosemary.

Begin by bringing a pot of salted water to a boil.

Add in as many potatoes as you wish to make, and cook them until they&rsquore fork-tender. And yes, I realize my pot is a little full, but listen: my boys filled my large dutch oven with a combination of dog food, potting soil, and gravel yesterday, and then they placed it on top of our garage. I have to learn to make do around here.

¡Oh! And I&rsquod like to officially announce that as a result of my boys&rsquo repeated attempts to dig to China, I no longer have any spoons in my kitchen. You heard me. Send spoons ASAP, please. We have cereal to eat.

Next, generously drizzle olive oil on a sheet pan.

This will mean the difference between the potatoes sticking and not sticking, so don&rsquot be shy here.

When the potatoes are tender, place them on the cookie sheet&hellip

&hellipGiving them plenty of room to spread out.

Next, grab your potato masher and gently press down on the potato until it slightly mashes&hellip

Then rotate the masher 90 degrees and finish flattening it. Of course, you don&rsquot want to absolutely smash it into the pan&mdashyou want it almost to resemble a cookie.

Repeat until all are flattened. And really, I don&rsquot know why you couldn&rsquot use the bottom of a glass for this step if you don&rsquot have a potato masher. The surface might not be as textured and interesting, but I think it still might work.

Next, brush the tops rather generously with olive oil.

And if you could please use a pastry brush that looks as bad as, or worse than, this, that would be great. I&rsquoll sleep better tonight.

Look, I USE the stuff in my kitchen. I can&rsquot be bothered with making sure it&rsquos polished and perfect.

*Here endeth the rationalization.

Next, grab some Kosher salt. You can use regular salt, but I&rsquod really recommend using kosher. It adheres to the potatoes more easily and really flavors them nicely without getting too salty.

Remember: potatoes need salt. Don&rsquot skimp!

Be ye ever as generous with fresh ground black pepper.

Now, you can grab some chives&hellipor thyme&hellipor whatever herbs you have available. I had this in my garden&mdashthe same garden that&rsquos been pummeled by hail, wind, and rain for the past month. Let&rsquos observe a moment of silence for all gardens in Middle America.

Whatever herb you use, just chop it pretty finely and sprinkle over the top.


Crash Hot Potatoes

Crash Hot Potatoes are a lovely twist on the tired old baked potato! They're the perfect combination of crispy, flavorful, and simple.

whole new potatoes (or other small round potatoes)

Rosemary (or other herbs of choice), to taste

  1. Precalienta el horno a 450 grados.
  2. Bring a pot of salted water to a boil. Add in as many potatoes as you wish to make and cook them until they are fork-tender.
  3. Drizzle a sheet pan with olive oil. Place tender potatoes on the sheet pan, leaving plenty of room between each potato.
  4. With a potato masher, gently press down each potato until it slightly mashes, then push the excess out of the masher back on top of the potatoes. Rotate the potato masher 90 degrees and mash again, pushing out the excess. Drizzle the tops of each crushed potato generously with more olive oil.
  5. Sprinkle potatoes with kosher salt, fresh ground black pepper and fresh chopped rosemary (or chives or thyme or whatever herb you have available.) Add grated Parmesan.
  6. Bake in a 450 degree oven for 20-25 minutes until golden brown and sizzling.

Man, do I love Australia. First, my oldest daughter was conceived there on our honeymoon&hellipand while we&rsquore on the subject, have I ever shared with you that we almost named her &ldquoSydney&rdquo as a nod to her point of origin? In the end, I chickened out, though&mdashI thought that might be a little corny, and truth be told, I think she was actually conceived in Brisbane. But I&rsquoll stop there. This is a family-friendly website.

Anyway, I just love Australia. I just tried this side dish last night&mdashit was sent to me by Trish, an Aussie friend/reader, a few weeks ago&mdashand I wound up absolutely loving it. Created by Australian food writer Jill Dupleix, it&rsquos called &ldquoCrash Hot Potatoes&rdquo and has soared to the top of my Favorite Side Dishes to Serve With Big Ol&rsquo Hunks of Beef.

They&rsquore so simple, it&rsquos terrifying. Well, not terrifying&hellipbut almost. They&rsquore a lovely twist on the tired old baked potato, and they perfectly embody a quality I always strive to achieve in my cooking: Flavorful, Crispy Surface Area. I&rsquoll go into that principle more in a separate post, but just know I&rsquoll be pontificating about Flavorful, Crispy Surface Area soon. And I&rsquoll make you a believer.

For now, though, let&rsquos take a chill pill and make Crash Hot Potatoes! Thanks, Trish from Australia, for sharing it.

The Cast of Characters: New Potatoes (or other small, round potato), Olive Oil, Kosher Salt, Black Pepper, and whatever herb you like. I&rsquom using Rosemary.

Begin by bringing a pot of salted water to a boil.

Add in as many potatoes as you wish to make, and cook them until they&rsquore fork-tender. And yes, I realize my pot is a little full, but listen: my boys filled my large dutch oven with a combination of dog food, potting soil, and gravel yesterday, and then they placed it on top of our garage. I have to learn to make do around here.

¡Oh! And I&rsquod like to officially announce that as a result of my boys&rsquo repeated attempts to dig to China, I no longer have any spoons in my kitchen. You heard me. Send spoons ASAP, please. We have cereal to eat.

Next, generously drizzle olive oil on a sheet pan.

This will mean the difference between the potatoes sticking and not sticking, so don&rsquot be shy here.

When the potatoes are tender, place them on the cookie sheet&hellip

&hellipGiving them plenty of room to spread out.

Next, grab your potato masher and gently press down on the potato until it slightly mashes&hellip

Then rotate the masher 90 degrees and finish flattening it. Of course, you don&rsquot want to absolutely smash it into the pan&mdashyou want it almost to resemble a cookie.

Repeat until all are flattened. And really, I don&rsquot know why you couldn&rsquot use the bottom of a glass for this step if you don&rsquot have a potato masher. The surface might not be as textured and interesting, but I think it still might work.

Next, brush the tops rather generously with olive oil.

And if you could please use a pastry brush that looks as bad as, or worse than, this, that would be great. I&rsquoll sleep better tonight.

Look, I USE the stuff in my kitchen. I can&rsquot be bothered with making sure it&rsquos polished and perfect.

*Here endeth the rationalization.

Next, grab some Kosher salt. You can use regular salt, but I&rsquod really recommend using kosher. It adheres to the potatoes more easily and really flavors them nicely without getting too salty.

Remember: potatoes need salt. Don&rsquot skimp!

Be ye ever as generous with fresh ground black pepper.

Now, you can grab some chives&hellipor thyme&hellipor whatever herbs you have available. I had this in my garden&mdashthe same garden that&rsquos been pummeled by hail, wind, and rain for the past month. Let&rsquos observe a moment of silence for all gardens in Middle America.

Whatever herb you use, just chop it pretty finely and sprinkle over the top.


Crash Hot Potatoes

Crash Hot Potatoes are a lovely twist on the tired old baked potato! They're the perfect combination of crispy, flavorful, and simple.

whole new potatoes (or other small round potatoes)

Rosemary (or other herbs of choice), to taste

  1. Precalienta el horno a 450 grados.
  2. Bring a pot of salted water to a boil. Add in as many potatoes as you wish to make and cook them until they are fork-tender.
  3. Drizzle a sheet pan with olive oil. Place tender potatoes on the sheet pan, leaving plenty of room between each potato.
  4. With a potato masher, gently press down each potato until it slightly mashes, then push the excess out of the masher back on top of the potatoes. Rotate the potato masher 90 degrees and mash again, pushing out the excess. Drizzle the tops of each crushed potato generously with more olive oil.
  5. Sprinkle potatoes with kosher salt, fresh ground black pepper and fresh chopped rosemary (or chives or thyme or whatever herb you have available.) Add grated Parmesan.
  6. Bake in a 450 degree oven for 20-25 minutes until golden brown and sizzling.

Man, do I love Australia. First, my oldest daughter was conceived there on our honeymoon&hellipand while we&rsquore on the subject, have I ever shared with you that we almost named her &ldquoSydney&rdquo as a nod to her point of origin? In the end, I chickened out, though&mdashI thought that might be a little corny, and truth be told, I think she was actually conceived in Brisbane. But I&rsquoll stop there. This is a family-friendly website.

Anyway, I just love Australia. I just tried this side dish last night&mdashit was sent to me by Trish, an Aussie friend/reader, a few weeks ago&mdashand I wound up absolutely loving it. Created by Australian food writer Jill Dupleix, it&rsquos called &ldquoCrash Hot Potatoes&rdquo and has soared to the top of my Favorite Side Dishes to Serve With Big Ol&rsquo Hunks of Beef.

They&rsquore so simple, it&rsquos terrifying. Well, not terrifying&hellipbut almost. They&rsquore a lovely twist on the tired old baked potato, and they perfectly embody a quality I always strive to achieve in my cooking: Flavorful, Crispy Surface Area. I&rsquoll go into that principle more in a separate post, but just know I&rsquoll be pontificating about Flavorful, Crispy Surface Area soon. And I&rsquoll make you a believer.

For now, though, let&rsquos take a chill pill and make Crash Hot Potatoes! Thanks, Trish from Australia, for sharing it.

The Cast of Characters: New Potatoes (or other small, round potato), Olive Oil, Kosher Salt, Black Pepper, and whatever herb you like. I&rsquom using Rosemary.

Begin by bringing a pot of salted water to a boil.

Add in as many potatoes as you wish to make, and cook them until they&rsquore fork-tender. And yes, I realize my pot is a little full, but listen: my boys filled my large dutch oven with a combination of dog food, potting soil, and gravel yesterday, and then they placed it on top of our garage. I have to learn to make do around here.

¡Oh! And I&rsquod like to officially announce that as a result of my boys&rsquo repeated attempts to dig to China, I no longer have any spoons in my kitchen. You heard me. Send spoons ASAP, please. We have cereal to eat.

Next, generously drizzle olive oil on a sheet pan.

This will mean the difference between the potatoes sticking and not sticking, so don&rsquot be shy here.

When the potatoes are tender, place them on the cookie sheet&hellip

&hellipGiving them plenty of room to spread out.

Next, grab your potato masher and gently press down on the potato until it slightly mashes&hellip

Then rotate the masher 90 degrees and finish flattening it. Of course, you don&rsquot want to absolutely smash it into the pan&mdashyou want it almost to resemble a cookie.

Repeat until all are flattened. And really, I don&rsquot know why you couldn&rsquot use the bottom of a glass for this step if you don&rsquot have a potato masher. The surface might not be as textured and interesting, but I think it still might work.

Next, brush the tops rather generously with olive oil.

And if you could please use a pastry brush that looks as bad as, or worse than, this, that would be great. I&rsquoll sleep better tonight.

Look, I USE the stuff in my kitchen. I can&rsquot be bothered with making sure it&rsquos polished and perfect.

*Here endeth the rationalization.

Next, grab some Kosher salt. You can use regular salt, but I&rsquod really recommend using kosher. It adheres to the potatoes more easily and really flavors them nicely without getting too salty.

Remember: potatoes need salt. Don&rsquot skimp!

Be ye ever as generous with fresh ground black pepper.

Now, you can grab some chives&hellipor thyme&hellipor whatever herbs you have available. I had this in my garden&mdashthe same garden that&rsquos been pummeled by hail, wind, and rain for the past month. Let&rsquos observe a moment of silence for all gardens in Middle America.

Whatever herb you use, just chop it pretty finely and sprinkle over the top.


Crash Hot Potatoes

Crash Hot Potatoes are a lovely twist on the tired old baked potato! They're the perfect combination of crispy, flavorful, and simple.

whole new potatoes (or other small round potatoes)

Rosemary (or other herbs of choice), to taste

  1. Precalienta el horno a 450 grados.
  2. Bring a pot of salted water to a boil. Add in as many potatoes as you wish to make and cook them until they are fork-tender.
  3. Drizzle a sheet pan with olive oil. Place tender potatoes on the sheet pan, leaving plenty of room between each potato.
  4. With a potato masher, gently press down each potato until it slightly mashes, then push the excess out of the masher back on top of the potatoes. Rotate the potato masher 90 degrees and mash again, pushing out the excess. Drizzle the tops of each crushed potato generously with more olive oil.
  5. Sprinkle potatoes with kosher salt, fresh ground black pepper and fresh chopped rosemary (or chives or thyme or whatever herb you have available.) Add grated Parmesan.
  6. Bake in a 450 degree oven for 20-25 minutes until golden brown and sizzling.

Man, do I love Australia. First, my oldest daughter was conceived there on our honeymoon&hellipand while we&rsquore on the subject, have I ever shared with you that we almost named her &ldquoSydney&rdquo as a nod to her point of origin? In the end, I chickened out, though&mdashI thought that might be a little corny, and truth be told, I think she was actually conceived in Brisbane. But I&rsquoll stop there. This is a family-friendly website.

Anyway, I just love Australia. I just tried this side dish last night&mdashit was sent to me by Trish, an Aussie friend/reader, a few weeks ago&mdashand I wound up absolutely loving it. Created by Australian food writer Jill Dupleix, it&rsquos called &ldquoCrash Hot Potatoes&rdquo and has soared to the top of my Favorite Side Dishes to Serve With Big Ol&rsquo Hunks of Beef.

They&rsquore so simple, it&rsquos terrifying. Well, not terrifying&hellipbut almost. They&rsquore a lovely twist on the tired old baked potato, and they perfectly embody a quality I always strive to achieve in my cooking: Flavorful, Crispy Surface Area. I&rsquoll go into that principle more in a separate post, but just know I&rsquoll be pontificating about Flavorful, Crispy Surface Area soon. And I&rsquoll make you a believer.

For now, though, let&rsquos take a chill pill and make Crash Hot Potatoes! Thanks, Trish from Australia, for sharing it.

The Cast of Characters: New Potatoes (or other small, round potato), Olive Oil, Kosher Salt, Black Pepper, and whatever herb you like. I&rsquom using Rosemary.

Begin by bringing a pot of salted water to a boil.

Add in as many potatoes as you wish to make, and cook them until they&rsquore fork-tender. And yes, I realize my pot is a little full, but listen: my boys filled my large dutch oven with a combination of dog food, potting soil, and gravel yesterday, and then they placed it on top of our garage. I have to learn to make do around here.

¡Oh! And I&rsquod like to officially announce that as a result of my boys&rsquo repeated attempts to dig to China, I no longer have any spoons in my kitchen. You heard me. Send spoons ASAP, please. We have cereal to eat.

Next, generously drizzle olive oil on a sheet pan.

This will mean the difference between the potatoes sticking and not sticking, so don&rsquot be shy here.

When the potatoes are tender, place them on the cookie sheet&hellip

&hellipGiving them plenty of room to spread out.

Next, grab your potato masher and gently press down on the potato until it slightly mashes&hellip

Then rotate the masher 90 degrees and finish flattening it. Of course, you don&rsquot want to absolutely smash it into the pan&mdashyou want it almost to resemble a cookie.

Repeat until all are flattened. And really, I don&rsquot know why you couldn&rsquot use the bottom of a glass for this step if you don&rsquot have a potato masher. The surface might not be as textured and interesting, but I think it still might work.

Next, brush the tops rather generously with olive oil.

And if you could please use a pastry brush that looks as bad as, or worse than, this, that would be great. I&rsquoll sleep better tonight.

Look, I USE the stuff in my kitchen. I can&rsquot be bothered with making sure it&rsquos polished and perfect.

*Here endeth the rationalization.

Next, grab some Kosher salt. You can use regular salt, but I&rsquod really recommend using kosher. It adheres to the potatoes more easily and really flavors them nicely without getting too salty.

Remember: potatoes need salt. Don&rsquot skimp!

Be ye ever as generous with fresh ground black pepper.

Now, you can grab some chives&hellipor thyme&hellipor whatever herbs you have available. I had this in my garden&mdashthe same garden that&rsquos been pummeled by hail, wind, and rain for the past month. Let&rsquos observe a moment of silence for all gardens in Middle America.

Whatever herb you use, just chop it pretty finely and sprinkle over the top.


Ver el vídeo: Το όπιο πίσω από την εδραίωση των Ταλιμπάν στο Αφγανιστάν