mx.mpmn-digital.com
Nuevas recetas

Tarta de pera rústica con riesling de cosecha tardía

Tarta de pera rústica con riesling de cosecha tardía



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Ingredientes

CORTEZA

  • 1 1/2 tazas de harina para todo uso
  • 10 cucharadas (1 1/4 barras) de mantequilla fría sin sal, cortada en trozos
  • 1 cucharada de Riesling de cosecha tardía u otro vino de postre blanco dulce

RELLENO

  • 3 peras Anjou grandes y maduras, peladas, sin corazón y en rodajas finas
  • 1 cucharada más 1/2 taza de azúcar
  • 1 cucharada de harina para todo uso
  • 1 taza más 2 cucharadas de Riesling de cosecha tardía u otro vino de postre blanco dulce

Preparación de recetas

CORTEZA

  • Mezcle la harina, el azúcar y la sal en el procesador hasta que se combinen. Agrega la mantequilla; utilizando turnos de encendido / apagado, córtelos hasta que la mezcla se asemeje a una harina gruesa. Agrega la yema de huevo y el vino; usando turnos de encendido / apagado, mezcle hasta que se formen grumos húmedos. Reúna la masa en una bola; aplanar en disco. Envuelva en plástico y enfríe por lo menos 40 minutos y hasta 2 días.

RELLENO

  • Coloque la rejilla en el centro del horno y precaliente a 375 ° F. Estire la masa entre 2 hojas de papel pergamino en una ronda de 12 pulgadas. Retire la hoja superior de pergamino y transfiera la masa, con el pergamino inferior, a una bandeja para hornear con borde. Coloque las rodajas de pera, 1 cucharada de azúcar y la harina en un tazón grande; revuelva para combinar. Coloque la mezcla de pera en el centro de la masa, dejando un borde de 1 1/2 pulgada. Usando pergamino como ayuda, doble el borde exterior de la masa sobre el borde del relleno. Hornee hasta que las peras estén tiernas, unos 20 minutos.

  • Mientras tanto, hierva 1 taza de vino, 1/2 taza de agua y la 1/2 taza de azúcar restante en una cacerola mediana hasta que el almíbar se reduzca a 1/2 taza, aproximadamente 10 minutos.

  • Reduzca la temperatura del horno a 325 ° F. Rocíe la mitad del almíbar sobre el relleno. Continúe horneando la tarta hasta que los jugos burbujeen espesos, aproximadamente 20 minutos. Frio.

  • Batir 2 cucharadas de vino con el almíbar restante. Corta la tarta en gajos. Rocíe con almíbar. Sirve con helado.

Receta de Jeanne Thiel Kelley, sección de reseñas

23 recetas de cosecha tardía

Sorbete de Riesling de Cosecha Tardía con Bayas

Sorbete de Riesling de Cosecha Tardía con Bayas

Okra de cosecha tardía con camarones

Okra de cosecha tardía con camarones

Peras Bosc condimentadas con chai con bizcocho

Peras Bosc condimentadas con chai con bizcocho

Souffles de pera stilton y nueces con compota de pera

8860 sorbete riesling de cosecha tardía con frutos rojos Recetas

Sorbete de Riesling de Cosecha Tardía con Bayas

Sorbete de Riesling de Cosecha Tardía con Bayas

Tarta De Pera Rústica Con Riesling

Tarta De Pera Rústica Con Riesling

Canastas de galletas de anís con helado de Riesling y fruta fresca

Canastas de galletas de anís con helado de Riesling y fruta fresca

Peras Bosc condimentadas con chai con bizcocho

Peras Bosc condimentadas con chai con bizcocho

Compota de Kumquat con Sauternes y Jengibre

Compota de Kumquat con Sauternes y Jengibre

Tostada Francesa Brioche De Foie Gras Con Espárragos Y Setas Silvestres

Tostada Francesa Brioche De Foie Gras Con Espárragos Y Setas Silvestres

Helado de queso azul y pera (Emeril Lagasse)

Helado de queso azul y pera (Emeril Lagasse)

Gelees de Fresa y Vino Dulce con Pistachos Confitados

Gelees de Fresa y Vino Dulce con Pistachos Confitados

Sabayón de Verbena de Limón

Sabayón de Verbena de Limón

Sorbete de nectarina y gewurztraminer

Tarta de pera rústica con riesling de cosecha tardía - Recetas

Hablemos de pavo y de cómo hacer salsa sin grumos

Un consejo inteligente del chef Adam Siegel, de 33 años, de Bacchus en Milwaukee

Consejo: para una carne suculenta, ponga el ave en salmuera. "Puedes evitar que el pavo se seque poniéndolo en salmuera y sin cocinarlo demasiado. Siempre que sirvo pollo asado en el restaurante, generalmente lo pongo en salmuera primero porque lo mantiene húmedo", dice Siegel, cuyo restaurante está en el centro de Milwaukee, a solo un A pocas cuadras del lago Michigan. "Lo mismo ocurre con el pavo. La salmuera evita que se seque. El rociado también ayuda. Y mucha mantequilla tampoco duele. Todos los años, el Día de Acción de Gracias es en mi casa. Mi familia viene de Nueva York y Florida, y yo cocino mi pavo de esta manera ". La receta de Siegel es especialmente fácil de preparar: llevar el pavo significa que no es necesario que lo rocíe tanto durante el proceso de cocción.

Consejo: para una salsa sedosa, omita la harina. "Evite el uso de harina, porque eso es lo que suele causar grumos", dice Siegel. "En su lugar, pur & eacute; as las verduras que asa junto con el pavo, que se convierten en su agente espesante. Y eso, junto con los jugos de la sartén, se convierte en su salsa. Puede colarlo a través de un colador de malla, o usar crema y reducirlo, y obtendrá evite esos bultos ".

Pavo de Acción de Gracias en salmuera y asado con salsa simple
Receta de salmuera
1 cebolla pequeña, cortada en cubitos
1 tallo de apio, cortado en cubitos
1 zanahoria mediana, cortada en cubitos
3 dientes de ajo, rebanados
3 hojas de laurel
1 cucharada granos de pimienta negra
3 ramitas de romero, tomillo y salvia
6 ramitas de perejil italiano
1/2 taza de sal yodada
3 galones de agua fría

Un día antes de hornear el pavo, prepare salmuera. Combine todos los ingredientes de la salmuera. Coloque el pavo en un balde o en una olla muy grande y vierta salmuera sobre el pavo para sumergirlo. Refrigere de 12 a 24 horas. Retire el pavo de la salmuera y seque el pavo con toallas de papel. Deseche la salmuera.

Preparación de pavo
1 pavo de 16 libras (cuello y menudencias retirados y desechados), en salmuera siguiendo las instrucciones de la izquierda
Sal y pimienta para condimentar el pavo
En el pájaro:

2 zanahorias, picadas
2 tallos de apio, picados en trozos grandes
1 manzana, cortada en gajos
1 naranja, cortada en gajos
4 dientes de ajo, pelados, enteros

Debajo del pájaro:
1 cebolla mediana, cortada en cubitos
1 zanahoria mediana, cortada en cubitos
1 tallo de apio, cortado en cubitos
3 dientes de ajo enteros
3 ramitas de salvia, romero, tomillo
6 ramitas de perejil italiano
3 hojas de laurel

En el pájaro:
1/4 de libra de mantequilla, sin sal, cortada en trozos
5 tazas de caldo de pollo, dividido

Precaliente el horno a 300 grados.

Ponga el pavo en salmuera según las instrucciones. Salpimentar el pavo en salmuera y la cavidad. Llenar la cavidad con zanahorias, apio, manzana, naranja y ajo, atar las piernas con hilo de cocina.

En una sartén grande o en una sartén de aluminio desechable, esparza la cebolla, la zanahoria, el apio, el ajo, la salvia, el romero, el tomillo, el perejil y las hojas de laurel. Coloque el pavo encima del lecho de verduras y hierbas.

Ponga mantequilla en el pavo o entre la piel y la pechuga.

Coloca el pavo en el horno y asa durante 45 minutos. Vierta la mitad del caldo de pollo sobre el pavo asado 45 minutos. Vierta el caldo restante sobre el pavo y ase durante 45 minutos más; comenzará a dorarse.

Rocíe con los jugos de la sartén, cubra sin apretar con papel de aluminio y ase otros 45 minutos. Cuando el pavo haya alcanzado una temperatura interna de 165 a 175 grados, sacar del horno, mantener tapado y dejar reposar al menos 10 minutos antes de cortarlo. Transfiera a un plato.

Para hacer salsa simple:
Del fondo de la fuente para asar, deseche las hierbas y mida 1 taza de verduras y 3 tazas de jugos de la sartén puré y coma en una licuadora. Para espesar, agregue más verduras para diluir, agregue más jugo de sartén. Vierta a través de un colador de malla para hacer una salsa suave. Rinde 4 tazas.

Sirve 24. Por ración: 496 calorías, 62 g de proteína, 0 g de carbohidratos, 26 g de grasa, 189 mg de colesterol, 0 g de fibra, 979 mg de sodio.

Sal de la rutina del postre
Consejos inteligentes del chef Spencer Budros, 34, de Pistachio en Columbus, Ohio

Consejo: hazlo rústico. "Tome frutas de temporada, especialmente peras y arándanos, y dedique más tiempo a hacer algo un poco diferente, asegurándose de que sea rústico y se vea casero", dice Budros, quien abrió la pastelería Pistachio con su hermana Anne hace poco más de un año en Columbus. Distrito corto del norte.

Consejo: hornee con anticipación y luego caliente. "Siempre crea tus postres el día anterior", dice Budros. "Estarán frescos y, a menudo, sabrán mejor al día siguiente. Refresque los postres como bizcochos o tartas en un horno caliente durante cinco a 10 minutos antes de servirlos. Esto calentará la mantequilla, liberando su verdadero sabor".

Consejo: actualice la tradición. Si sigue con el pastel de calabaza tradicional, use solo los mejores ingredientes y especias frescas. Vea la receta de pastel de calabaza personal de Budros en usaweekend.com.

Bizcocho de ralladura de arándano y naranja con compota de frutas
1 1/4 tazas de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
8 onzas de queso crema, a temperatura ambiente
2 tazas de azucar
6 huevos
1/2 cucharadita vainilla
2 naranjas, ralladas únicamente
4 tazas de harina para todo uso
2 cucharaditas Levadura en polvo
Pizca de clavo molido
Pizca de sal
2 1/4 tazas de arándanos frescos, picados
Azúcar en polvo para decorar
Compota de frutas

Precalentar el horno a 350 grados.

En un tazón, usando un accesorio de paleta a velocidad media, mezcle la mantequilla, el queso crema y el azúcar hasta que estén muy suaves y esponjosos.

A baja velocidad, mezcle los huevos, uno a la vez, y el extracto de vainilla y la ralladura de naranja, raspando los lados del tazón entre cada adición.

Mezcle la harina, el polvo de hornear, el clavo y la sal. Agregue a la masa y mezcle a velocidad baja hasta que quede suave. No sobrepasar. Incorpora los arándanos.

Vierta en un molde Bundt antiadherente o preparado (engrasado y enharinado) de 8 o 9 pulgadas. Hornee durante 50 a 55 minutos o hasta que un cuchillo insertado salga limpio.

Deje enfriar bien a temperatura ambiente y retírelo de la sartén.

Espolvoree la parte superior con azúcar en polvo. Coloque la compota en el centro y sirva.

Compota de frutas
1 naranja, cáscara cortada en rodajas y exprimida (1/4 taza de jugo)
2 1/2 tazas de azúcar, divididas
2 tazas de arándanos frescos, cantidad dividida
1 taza de arándanos secos
1 rama de canela
1 cucharadita vainilla

Para hacer la ralladura de naranja confitada opcional, retire con cuidado toda la pulpa de naranja y la médula de la cáscara. Corte la corteza en tiras de 1/4 de pulgada de ancho. En una cacerola pequeña a fuego alto, hierva la cáscara y 2 tazas de agua. Drenar. Repita el proceso de hervir y escurrir dos veces más. Regrese la corteza a la sartén. Agregue 1 taza de azúcar y 2 tazas de agua y deje hervir. Baje el fuego y cocine a fuego lento durante 10 minutos. Retirar del fuego, dejar enfriar y escurrir el líquido.

En una sartén para saltear, combine 1 taza de arándanos frescos, arándanos secos, canela, vainilla, 1 1/2 tazas de azúcar, jugo y 1 taza de agua. Llevar a hervir. Reduzca el fuego y cocine a fuego lento hasta que espese, aproximadamente 20 minutos. Retírelo del calor. Agregue la 1 taza restante de arándanos y la ralladura de naranja confitada opcional. Revuelve para combinar. Sirva caliente o frío con bizcocho. Rinde aproximadamente 3 tazas.

Pastel Rinde 16 porciones. Por porción: 531 calorías, 7 g de proteína, 79 g de carbohidratos, 22 g de grasa, 134 mg de colesterol, 3 g de fibra, 154 mg de sodio.

Compota Rinde 16 porciones. Por porción: 103 calorías, 0 g de proteína, 26 g de carbohidratos, 0 g de grasa, 0 mg de colesterol, 1 g de fibra, 0 mg de sodio.

Pera Rustica con Glaseado Riesling de Cosecha Tardía

Corteza agria
2 3/4 tazas de harina para todo uso
1 cucharadita sal marina fina
1/4 cucharadita canela
1 taza más 1 cucharada. mantequilla sin sal, enfriada y cortada en palitos
1/2 taza de leche entera, fría

Relleno de pera
3/4 taza de mermelada de albaricoque, cantidad dividida
3 a 4 peras Bartlett, peladas, sin corazón y en rodajas
1 huevo
1 cucharada agua
1 cucharada canela
1/2 taza de azucar
1/2 taza de vino Riesling de cosecha tardía
1 pera para decorar

En un tazón, mezcle la harina, la sal y la canela. Con un tenedor, presione la mantequilla en la mezcla de harina a lo largo del borde del tazón hasta que se forme una miga de comida. Vierta lentamente la mezcla de leche con una espátula y con la mano hasta que la masa se una. No haga sobre mezcla. Forme una bola con la masa y espolvoree con harina. Envolver con film transparente y aplanar ligeramente. Deje enfriar durante al menos 3 horas.

Cuando esté listo para armar la tarta, precaliente el horno a 375 grados. Saca la masa del refrigerador. En una superficie ligeramente enharinada, enrolle la masa en una ronda de 10 pulgadas. Coloque la masa en un molde para tartas de 8 pulgadas, con los bordes extendidos por los lados. Unte 1/4 taza de mermelada sobre la base. Abanique las peras en rodajas para cubrir la mermelada. Doble la corteza sobre las peras aproximadamente 1 pulgada.

En un tazón pequeño, bata ligeramente el huevo y el agua. Con una brocha de repostería, cubra la masa con huevo batido. Combine la canela y el azúcar y espolvoree generosamente sobre toda la tarta.

Hornee hasta que la corteza y las peras estén doradas, aproximadamente de 35 a 45 minutos. Retirar del horno y enfriar a temperatura ambiente.

Haga el glaseado en una cacerola pequeña a fuego alto: Batir el vino y 1/2 taza de mermelada y llevar a ebullición. Cepille toda la tarta con glaseado caliente.

Adorne colocando la pera entera sobre la tarta. Servir.

Esta receta de tarta es del chef Spencer Budros.

Sirve 8. Por porción: 562 calorías, 7 g de proteína, 76 g de carbohidratos, 26 g de grasa, 95 mg de colesterol, 4 g de fibra, 335 mg de sodio.


Funciones y publicaciones de invitados de amp

Esta es la época perfecta del año para comprar naranjas y limones, pero ¿qué efecto tienen en las recetas que preparas? Muy marcado, a decir verdad. Los limones en particular tienen un alto nivel de acidez que hará que cualquier vino que beba con ellos tenga un sabor más dulce. Si eso & rsquos contrarresta en la receta con azúcar como en una tarta de limón o una tarta de merengue de limón, por ejemplo, el resultado es un plato que & rsquos realmente bastante difícil de igualar.

LIMÓN

Muchos vinos tienen algunas notas cítricas, por supuesto, pero encuentro que los sabores de limón en el plato suelen ser más fuertes. Por lo tanto, un plato de pasta o pollo con limón, por ejemplo, puede hacer que un Sauvignon Blanc cítrico tenga un sabor plano. O, si se sostiene, puede desequilibrar el plato creando una sobrecarga de sabores cítricos.

Sorprendentemente, la respuesta suele ser elegir un tinto, particularmente un tinto con una acidez marcada propia. Los italianos hacen eso instintivamente cuando alcanzan una botella de Valpolicella con espaguetis al limone o exprimir limón sobre un bistecca alla fiorentina y combínalo con un tánico Chianti. El ácido de la fruta somete al ácido del vino. El cordero cocido con limón y hierbas sabe muy bien con un tinto rústico. Incluso he encontrado tintos españoles envejecidos en roble como Rioja reserva sabe bien con un tagine de pollo y limón.

Sin embargo, hay ocasiones en las que el rojo no se siente bien y rsquo, especialmente con mariscos y aquí encuentro que un blanco italiano o español neutro puede funcionar bien, algo así como un terroso Verdicchio, un Albari & ntildeo o España & rsquos prometedores blancos Godello. Un bien Pinot Grigio también puede hacer el truco.

Los postres con un intenso sabor a limón son más difíciles, ya que tienes que lidiar con la acidez y la dulzura, cualidades que debes encontrar en cualquier vino que elijas. Encuentro de primera calidad Riesling de cosecha tardía hace mejor el trabajo, pero incluso entonces es una lucha. Algunos abogan por el vino helado, pero eso puede aumentar la intensidad de un plato que ya tiene un sabor intenso. Todavía tengo que encontrar una solución perfecta, tal vez té de menta. O quizás uno de los licores anaranjados que se mencionan a continuación: la naranja y el limón son compañeros de cama naturales. (Aunque no estoy seguro de que funcione al revés: limoncello con un postre con sabor a naranja).

Con un postre de limón más ligero como un souffl o mousse un dulce vino espumoso de postre como Asti o Clairette de Die generalmente funciona bien.

NARANJA

El naranja es más fácil y más indulgente. He notado que muchos chefs ponen naranja en platos salados este invierno y casi siempre realza la combinación con un vino tinto de acompañamiento. Por lo general, comen a base de carne como el tagliatelle con hígados de pato, trompettes de la mort, naranja y mejorana que comí recientemente (ideal con un Barbera) pero también tuve un par de platos de pescado robusto con naranja como besugo con costra de avellana, hinojo, acelga, ralladura de naranja, alcaparras y perejil y calamar braseado con hinojo donde un tinto mediterráneo también resultó ser una buena combinación. (Syrah, Mourv y egravedre y Tempranillo todos parecen combinar bien con el naranja)

Con platos más ligeros como un pescado ligeramente cocido con una ensalada de hinojo y naranja, el I & rsquod opta por un blanco ligero y exuberante con algo de acidez como un Semillón o Semillon-Sauvignon blend, en este último caso uno sin demasiadas notas herbáceas. Un australiano afrutado Colombard también puede funcionar bien con platos de pollo aromatizados con naranja.

Con los postres con sabor a naranja, el instinto de one & rsquos es pensar en combinar vinos con sabor a naranja como un Moscatel naranja pero tiendo a encontrar que la naranja en el plato borra la naranja en el vino. Para pasteles con sabor a naranja y budines más ricos, encuentro dulce - incluso crema - Jerez un gran partido. Con platos más ligeros, como una ensalada de frutas de naranja, pruebe un champán - o Cava - cóctel o un trago congelado de licor de naranja (también es una buena combinación en platos donde se maridan chocolate y naranja).

Si esta publicación le resultó útil y le gustó recibir los consejos de forma gratuita, tal vez estaría pensando en hacer una donación para cubrir los gastos de funcionamiento del sitio. Puede averiguar cómo hacerlo aquí o suscribirse a nuestro boletín regular, haga clic aquí.


Disfrute de los ricos sabores de S. Clyde Weaver para combinar con sus bebidas favoritas

En S. Clyde Weaver, nos apasionan los sabores increíbles para cada aspecto de su comida. Para disfrutar de deliciosas carnes ahumadas, quesos y otras delicias para disfrutar con sus bebidas favoritas, explore nuestra selección y haga un pedido hoy. Con más de un siglo en el negocio, entendemos la importancia de la calidad y los métodos de preparación tradicionales. Ya sea que esté buscando los quesos perfectos para disfrutar con su vino favorito o un sabroso jamón para servir con su cerveza lager favorita, Weaver & # 8217s puede ayudarlo a crear una experiencia deliciosa para usted y sus invitados.


Recetas de postres de Octoberfest

¡¡Hola todos!!
Trabajo en una increíble heladería estilo Nueva Zelanda en la hermosa Denver Colorado. Esperaba obtener un poco de ayuda sobre el tema de agregar fruta al helado después de extraerlo y asegurarme de que, cuando el helado esté congelado, los trozos afrutados no se conviertan en fragmentos duros como una roca. Estoy planeando hacer un helado de chocolate con cereza e iba a remojar algunas cerezas secas que ya no usamos para otra cosa. Estaba planeando usar un poco de brandy y una tonelada de azúcar, pero realmente esperaba que alguien tuviera un método probado y verdadero que pudiera enviarme para que SÉ que la fruta estará deliciosa mientras está congelada. Si tiene una determinada proporción de azúcar. Sé que existe la prueba brix, pero para ser honesto, han pasado muchos años desde la escuela de pastelería y estoy muy oxidado. Me encantaría saber de algunos de mis compañeros jefes de azúcar.
¡Gracias!
Amy

¡Hola chicos! Me emocioné por publicar algo, ya que este es el primero.
Entonces, los 3 mejores postres que me gustaba comer cuando todavía estaba en Filipinas eran Halu-halo (literalmente significa mezclar-mezclar en inglés), brazo de mercedes y arrugas de chocolate.

1. HALU-HALO es una de las comidas populares durante el verano. Esto es básicamente:
hielo raspado con leche evaporada,
azúcar,
y lo siguiente:
- nata de coco (crema de coco basada en una búsqueda en Google, estas son gelatinas en forma de cubos),
- frijoles rojos endulzados,
- plátanos endulzados,
- sagú o tapioca cocidos,
- ube o ñame morado,
- flan de leche (este también es uno de los mejores postres para comer),
- macapuno (hecho de coco),
- endulzar la yaca,
- kamote endulzado (similar al boniato pero caramelizado),
- kaong endulzado (fruto de la palma de azúcar)
- y cubierto con una bola de helado.
Estas frutas generalmente se compran en frascos (que se encuentran principalmente en las tiendas de comestibles asiáticas). Básicamente, pones las frutas en la parte inferior, agregas azúcar (si quieres porque casi todas las frutas están endulzadas, por lo que ya es dulce), luego llenas la taza / tazón con hielo raspado y agregas leche. Y lo más importante, mézclelo bien antes de comer porque no quiere comer hielo raspado solo con leche y luego comer las frutas realmente dulces al final.

2. BRAZO DE MERCEDES
Yah, creo que el nombre es español. Intenté hacer esto pero fallé. Es un poco difícil de hacer y requiere mucha paciencia, pero realmente vale la pena. ¡Este es mi pastel favorito! En Filipinas, la mayoría de las panaderías venden esto, pero mi favorita es la de Goldiluck, que se encuentra en los centros comerciales.
Receta de Brazo de Mercedes

3. ARRUGAS DE CHOCOLATE
¡Estas son mis galletas de chocolate favoritas! Creo que este no es realmente de Filipinas, pero son muy populares. Me sorprendió un poco cuando vine aquí en Canadá, porque no venden estas galletas en las panaderías en las que he estado, así que intenté hornearlas por mi cuenta. Dado que mi publicación se está volviendo larga, pondré la receta como un enlace en la parte inferior.
http://sweb2.dmit.na. receta-rinkles /
¡Espero que hayas disfrutado de mi publicación! ¡Feliz comiendo y horneando a todos!

Esperando ayuda. Derretí accidentalmente un molde viejo que es muy importante para nosotros y no tuve suerte buscando un reemplazo.
Si alguien sabe dónde puedo comprar uno, o incluso si tiene uno de sobra, estaría dispuesto a venderlo, por favor envíeme un mensaje.
El molde (etiqueta adjunta a continuación) fue originalmente etiquetado como "Fácil como molde de gelatina ABC", aunque simplemente lo llamamos el molde del alfabeto. Sí, hay muchos moldes de alfabeto, incluidos los nuevos de silicona, pero necesitamos los diseños específicos de este para reemplazar el que dañé. Dependiendo del costo, consideraría pagar el franqueo internacionalmente (a Australia).
¡Gracias por adelantado!


Galette de manzana baja en carbohidratos


El otoño está en el aire con el aroma de las manzanas y las especias aromáticas que llenan la casa de comodidad, especialmente cuando tienes una Apple Galette horneando a la perfección en el horno, como tu cálida manta peluda favorita. Además, no podemos olvidar mencionar que es Oktoberfest y trae recuerdos de manzanas (no solo cerveza y salchichas) ya que el otoño es temporada de cosecha y recordamos tener strudels de manzana en esta época del año de Corina & # 8217s German abuela & # 8220Oma & # 8221. ¡Cómo nos gustaría que Oma Lena nos hiciera su famoso strudel de manzana!

Conoces la sensación, cuando casi puedes saborear la comida que anhelas y no puedes esperar para volver a comerla. Hacer un strudel a la antigua era una gran hazaña y consumía mucho tiempo. Oma estiraba la espléndida masa sobre su mesa de la cocina cubierta de lino crujiente, tan delgada que pensábamos que se rompería en cualquier momento. Pero sabes qué, casi nunca sucedió. Luego roció ingeniosamente el relleno en los lugares correctos, lo enrolló y lo horneó a la perfección crujiente.

Con todos nuestros horarios ocupados en estos días, no podemos ni imaginarnos intentando hornear como solía hacerlo. Bueno, gracias a los franceses, tenemos un remedio más rápido para nuestro antojo de manzanas. Hicimos un bocadillo francés más saludable y fácil con una galette de manzana baja en carbohidratos. Como habrás notado, estamos haciendo versiones más saludables de algunos de nuestros favoritos tradicionales y esta Apple Galette está hecha sin azúcar blanca refinada y sin harina blanca.


La mejor parte de esta versión verdaderamente deliciosa de Apple Galette Low-Carb es que no necesita ningún molde especial para tartas, solo una simple bandeja para hornear galletas. El aroma de la manzana caliente y la canela es tan tentador que cada vez que lo deseamos habríamos horneado dos tortas en lugar de una. Esta galette rústica es realmente simple de hacer e hicimos una versión baja en carbohidratos sustituyendo Low Carb Bake Mix en lugar de harina normal, y usamos azúcar de coco en lugar de azúcar refinada para que sea un poco más saludable.


En el pasado, nunca consideramos los efectos negativos de un exceso de azúcar refinada y harina blanca. Cuando Paul (el esposo de Judit y el esposo de Corina y el papá de Corina) a fines de mayo fue diagnosticado con diabetes, puedes imaginar nuestro shock porque no tenía sobrepeso y en un año perdió más de 35 libras y ya era una persona delgada y activa. . A veces la vida te da cambios y primero piensas en lo difícil que será hasta que te des cuenta de que en realidad es una bendición. A medida que decidimos vivir y cocinar de manera más saludable, todos los días nos entusiasma encontrar pequeños cambios con grandes beneficios. Judit perdió 15 libras sin hacer dieta y Corina 7 libras y, por cierto, Paul recuperó 16 libras y sus niveles de azúcar en sangre son mucho más bajos. ¡Todavía no es perfecto, pero llegará lentamente!

Es un cambio diario, pero aún puede derrochar y disfrutar de nuestras comidas favoritas con moderación. Así que somos más conscientes de los ingredientes y ¿sabías que la canela es tan buena para ti y, como dicen algunos estudios, ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre y a combatir las bacterias? Las manzanas son ricas en fibra soluble y vitamina C con pectina y antioxidantes. Incluso pueden ayudar a su resistencia cuando hace ejercicio. ¡Quizás podamos correr a la mesa más rápido ahora por otra pieza de Apple Galette!


Cuando le das un mordisco (un Mordisco Glamoroso) a esta Galette de Manzana, saboreas trozos crujientes de corteza mantecosa envueltos por una manzana tierna y tibia y enriquecidos con matices picantes del azúcar de coco y canela con un toque de dulzura de las pasas. No puedes detenerte en un solo bocado, tienes que ir por otro y otro…. Es la más simple de las indulgencias otoñales y realmente es una celebración de la maduración de los frutos de la tierra y el comienzo de la cosecha.



Septiembre parece ser muy temperamental últimamente, un día de calor veraniego brillante de más de 80F y los próximos días están nublados y fríos. No nos importan las noches más frescas, especialmente ahora que la temporada navideña está comenzando pronto, porque es más atractivo quedarse en el interior y ocuparnos en la cocina y todos disfrutamos de golosinas recién horneadas con una taza de café por la tarde. Y es el Oktoberfest, una festividad alemana que comenzó en 1800 & # 8217 en Múnich con la boda del príncipe Luis con la princesa Teresa de Sajonia-Hildburghausen y hoy se celebra en otras partes del mundo con las principales atracciones como cerveza, salchichas, chucrut. y strudel de manzana. Pensando en el Oktoberfest, estábamos deseando algo con manzanas preciosas, no demasiado dulces y sin demasiado alboroto.

Para encontrar las manzanas más sublimes, fuimos al & # 8216Tuesday & # 8217 Farmers Market en Santa Bárbara. Casi todos los días es un día de mercado en alguna parte de la ciudad y los martes es en el corazón del centro de la ciudad en State Street. Una sección de la carretera se cierra por la tarde para que se puedan instalar los puestos y los asistentes al mercado puedan pasear por la calle en busca de productos cultivados localmente.


De vuelta a casa, examinamos los tesoros de nuestro mercado y, como siempre, examinamos nuestra abundancia de berenjenas de colores brillantes, uvas rojas sin semillas, manzanas redondas crujientes, miel local, ensalada y cebollas y racimos sobre racimos de delicadas hojas de hierbas frescas. Primero, Judit puso las hierbas en jarrones (tarros de cristal) llenos de agua para que retengan su frescura por más tiempo y sean bonitas decoraciones en el refrigerador y en la encimera de la cocina. Corina lavó rápidamente una manzana y se sentó en el taburete de la barra de la cocina, así que comenzamos a decidir qué cocinar primero y cuándo.

Las preciosas berenjenas se convertirán en algo la próxima semana & # 8230 tal vez un delicioso tartán de verduras o si realmente queremos derrochar, podríamos agregar queso y pan rallado encima y hacer, como ya habrás adivinado, un exuberante gratinado de verduras, bueno, ya veremos. Las manzanas rojas Gala se veían especialmente buenas y crujientes y terminamos con muchas que serán buenas para comer y, por supuesto, para hornear.




Corina le dio un mordisco a la deliciosa manzana y pensó que podría tener un propósito superior como una deliciosa tarta de manzana o algo más rústico como una Apple Galette. Primero me vino a la mente el strudel de manzana de la abuela, pero luego pensamos que hagamos algo más rápido que no podemos esperar tanto tiempo para tomar el postre. Ambos sonreímos ante la idea, solo mira lo agradables que podemos ser cuando se trata de postre y rápidamente comenzamos a preparar las manzanas para el relleno y extendimos la masa, que ya habíamos hecho el día anterior y guardado en la nevera. Si no has probado una galette antes, prepárate, es un postre simple, pero oh tan decadente en estado y es muy adictivo, al menos lo está en nuestra cocina.


La palabra & # 8220Galette& # 8221 se adaptó originalmente de French Cuisine y se describe mejor como una torta redonda y crujiente plana. Nos encanta el aspecto rústico simple pero elegante de esta deliciosa tarta (o tarta o pastel o simplemente llame como quiera) pero sobre todo nos encanta que se ensambla muy rápidamente en un estilo de forma libre. Puedes batir la masa el día anterior como lo hicimos nosotros. Esta galette de manzana (o si prefiere la tarta de manzana o crostata) es tan sabrosa que es difícil tener solo una pieza. La leve pizca de canela flota en el aire mientras la galette se cuece en el horno.


Seis elementos del maridaje de comida y vino

Hay algunos elementos que hacen que los maridajes de vino tinto y blanco funcionen, y se derivan de las características de la comida y de cómo se mezclan con las del vino. Estos son: grasa, ácido, sal, dulzor, amargor y textura.

Elemento Graso

Muchas de nuestras comidas favoritas, tanto la carne como los productos lácteos, tienen altos niveles de grasa. El vino no contiene grasa, así que cuando combine un vino con alimentos grasos, recuerde que debe equilibrar esa grasa con ácido, cortarla con tanino o combinar su riqueza con alcohol.

Esta es la razón por la que un buen corte de bistec sabe tan bien con un Cabernet-Vino a base de proteínas y grasas de ternera que suavizan los taninos que resecan la boca del vino. Esto prepara la lengua para las frutas y bayas del vino y los sabores del bosque para complementar los sabores ahumados y carnosos del bistec.

Elemento ácido

El ácido es otro elemento clave tanto en la comida como en el vino. En vino, aporta nervio, frescor y elevación. Puede hacer lo mismo con la comida, como cuando se exprime limón en un trozo de pescado fresco. Cuando busque un vino para acompañar un plato ácido, debe asegurarse de que la acidez percibida del vino sea al menos igual a la de la comida, o el vino tendrá un sabor suave y lavado.

Las ensaladas son a menudo un desafío para la combinación de vinos, pero puede hacerlo funcionar si modera el ácido en el aderezo reduciendo el jugo de limón o el vinagre. Intente usar algunas verduras picantes y amargas y compensarlas con sabores de hierbas de Sauvignon Blanc o Sémillon.

Elemento de sal

Los alimentos salados parecen limitar sus opciones de vino. La sal puede hacer un roble Chardonnay tiene un sabor extraño, quita la fruta directamente de un vino tinto y vuelve amargos los vinos con alto contenido de alcohol. Pero con un poco de imaginación, puede evocar algunas combinaciones notables de alimentos salados y vinos dulces. El queso azul y Sauternes es otra de las combinaciones clásicas de comida y vino del mundo.

Los vinos espumosos son un homerun con alimentos fritos y salados. Los ácidos de carbonatación y levadura emulan a la cerveza y limpian la sal de tu paladar, a la vez que agregan texturas y matices de sabor más interesantes. La sal también es un sabor principal en mariscos salados como las ostras. Los vinos ácidos limpian la sal y equilibran los ricos sabores oceánicos de la ostra.

Elemento de dulzura

Los postres dulces y otros alimentos azucarados parecen fáciles, solo saque un vino dulce, pero tenga cuidado. Aquí es donde realmente se debe observar una regla.

Hay grados de dulzura. Algunas recetas tendrán solo un toque de azúcar, como una salsa de frutas servida sobre un lomo de cerdo. Este dulzor ligero y afrutado se puede combinar muy bien con vinos blancos ricos como Chardonnay. El alcohol más alto tiende a dar una impresión de dulzura y equilibra el azúcar en la salsa.

¡Gracias! Hemos recibido su dirección de correo electrónico y pronto comenzará a recibir ofertas exclusivas y noticias de Wine Enthusiast.

Con los postres, debe estar seguro de que el vino sabe más dulce que el postre, de lo contrario, el postre despojará al vino de su dulzura y lo volverá amargo o agrio. Aunque el vino tinto y el chocolate es una combinación que a menudo promueve la industria del vino, hay que tener mucho cuidado al respecto. Use un chocolate amargo, amargo y un vino tinto con algo de dulzor, como una cosecha tardía Zinfandely puede ser maravilloso. ¿Pero un postre de chocolate dulce y un tinto seco? ¡Terrible!

Elemento de amargura

¿Y los sabores amargos? En algunas culturas, los sabores amargos son apreciados, pero la mayoría de las veces deben evitarse. Es probable que cualquier cosa más que una simple indirecta se perciba como desagradable. En el vino, el amargor suele ser el resultado de uvas inmaduras, de no sacar los tallos y pepitas (semillas) del tanque de fermentación, o de los barriles mal administrados. Cuando la amargura del vino se encuentra con la amargura de la comida, actúa de manera opuesta al azúcar. Uno no cancela al otro, simplemente se combinan.

Elemento de textura

En cuanto a las texturas a juego, piense en ligero y pesado. Los alimentos ligeros son mejores con vinos ligeros, alimentos pesados ​​con vinos pesados. Esa es la forma más segura de hacerlo. Un camino más aventurero es experimentar con el contraste: combinar alimentos ligeros con vinos pesados ​​y viceversa. Esto requerirá más pruebas, para mantener la tensión dinámica y evitar que los sabores más claros eclipsen los pesados.

Por cada regla de maridaje de vinos que existe, a menudo encontrará tantos disidentes. Sin embargo, la regla más importante de todas es ¡confiar en tu propio paladar y disfrutar!


Tour del vino: la nueva frontera del vino

Barry Johnson pinchó un robusto tri-tip con una costra de condimentos, luego volteó la carne para que el fuego de roble caramelizara el otro lado. En un extremo de la parrilla había una cacerola poco profunda llena de mantequilla derretida, ajo, sal y cerveza. Esta era la salsa para pan francés que Johnson tostaba sobre las brasas cuando la carne estaba lista. A huge pot of chili beans, made according to his special formula, was ready to dish up, and there would also be coleslaw decorated with juicy tomatoes grown nearby.

Every so often, Johnson adjusted the height of the barbecue grate with a mechanism rigged from an old Nash steering wheel and the gear box of a rototiller. Dressed in jeans, Western boots and a hat, he might have ridden in from the golden, oak-dotted hills that ringed the barbecue site.

Johnson is no cowboy. He rides herd on operations for the Gainey Vineyard in the fast-developing Santa Barbara wine region. And yet he exemplifies just what it is that makes Santa Barbara so different from the Napa Valley--an Old-West Early-California down-home spirit.

Daniel Boone has hung his coonskin cap on a wine label actor Fess Parker, whose film and television credits include Boone and Davy Crockett, has a 700-acre spread with a winery under construction. Maverick has ridden into these parts too. Actor James Garner has bought acreage planted in Chardonnay grapes next to Zaca Mesa Winery. Parker says he has contracted for some of the Garner grapes, and winemaker Mark Shannon will try them out with an eye to roping in the lot.

Not all the Western folk hereabouts come off the screen. Richard Dore of Foxen Vineyard is the real thing. He’s the great-great-grandson of Benjamin Foxen, an English sea captain who sailed around Cape Horn in the early 1800s and became a pioneer cattle rancher in northern Santa Barbara County. Foxen Canyon Road, named in his honor, winds through spectacularly beautiful ranch land and is itself a wine route that runs from Firestone to the Fess Parker Winery, Zaca Mesa, Foxen Vineyard and Rancho Sisquoc.

While Napa Valley is accumulating architectural wonders and palaces of art up north, Dore and partner Bill Wathen locate Foxen’s sales and tasting in a blacksmith shop dating back to 1882 and plant a crude wooden sign out front to indicate it’s open. The wine is cellared in a barn built around 1880.

Across from Dore’s winery is the white frame house in which he grew up. The core of the house is a thick-walled 1860 adobe that once was a mail stop on the stage route from Guadalupe to Santa Barbara. The furniture in one bedroom came around the Horn over a century ago.

The adobe at Mosby Winery in Buellton is even older--it was built in 1853. Warmed by a crackling wood fire and decorated with Western art and hunting trophies, the living room makes a cozy site for winemaker dinners. Owner Bill Mosby built the rustic iron chandeliers himself.

Lane Tanner, noted for her Pinot Noirs, doesn’t even have a winery. This fall she will crush the grapes at the same facilities as Au Bon Climat, ferment at Foxen and cellar the barrels at the Central Coast Wine Warehouse in Santa Maria. Tanner’s 1989 Pinots, the first under her own label, were released in May and sold out in two months.

The Tanner label may be new to the area, but it has lots of company. The Santa Barbara Winery, the oldest member of the Santa Barbara Vintner’s Assn., was founded in 1962. Firestone Vineyard and a handful of other wineries followed in the 1970s, but this area is so young as a wine producer that most of the 32 members of the association didn’t get started until the ‘80s.

But if the area is new, the hospitality tends to be downright old-fashioned. When Bill Mosby and his wife, Jeri, hold a winery dinner, they do the cooking themselves--Bill on appetizers and Jeri handling the rest of the meal.

That doesn’t mean just canapes and casseroles. Working in the adobe’s small kitchen, the Mosbys can produce a sumptuous dinner. The one planned for Oct. 26 will feature the following menu: salad of shiitake and chanterelle mushrooms with fresh salmon on butter lettuce linguine Gorgonzola breast of smoked duck grilled over Gewurztraminer canes with red wine sauce tomato and onion torte fall vegetables, and pumpkin pie with creme fraiche.

The basic taste of the region, however, is Old Western. For family and friends, the Mosbys might stoke up the grill for a typical Santa Ynez barbecue: beef tri-tip, beans, green salad and garlic bread. And if you ask for recipes around here, you’re not likely to get a lot of chowders made with two cups of cream and three lobsters. Marcella Parker is proud of her oven-barbecued chicken with homemade barbecue sauce. While the Napa Valley is famous for its fancy Continental restaurants, one of the most popular restaurants in this part of the country is the Hitching Post in Buellton, noted for its steaks and pork baby back ribs grilled over oak.

And when a group of local wineries--Kalyra, Babcock, Foxen and Rancho Sisquoc--threw a joint dinner party last year, they served Mexican food. So attuned is the area to Mexican flavors that Chris Whitcraft of the Santa Barbara-based Whitcraft Winery, one of the smallest producers in the area, swears his 1986 Late Harvest Semillon has a nuance of jalapeno .

Richard and Thekla Sanford, of Sanford Winery, are serious students of Mexican regional cuisines and folk arts. Dinner at their place might start with poblano chiles or squash flowers stuffed with goat cheese. Chile ristras , Mexican pots, ceramic figures and other craft pieces decorate their tasting room and office, and Sanford hopes eventually to build an adobe block winery.

But it’s not all beans, barbecue and Mexican food. Fred Brander of the Brander Winery holds an annual bouillabaisse festival and once brought in French chefs for a Bastille Day luncheon that was attended by Julia Child. And Zaca Mesa’s winemaker, Gale Sysock, adds an international note with his hearty Ukrainian borscht and shashlik.

The Wild West is also tempered by a love of music. Last year Firestone staged a dinner with music matched to each course, hiring opera singers to perform everything from Sondheim to Puccini. Santa Barbara’s Bach Camerata will perform an all-Mozart program at the Gainey Vineyard Oct. 27. And Parker anticipates symphony concerts at his winery when it is finally completed.

Still, it’s the frontier spirit that really characterizes the Santa Barbara wine region. Where else would you find a winery with a mobile tasting room and kitchen? When Zaca Mesa’s new 40-foot custom-designed motor home hits the road, winemaker Sysock may be behind the wheel. At each destination he shows off his wines by cooking up such delicacies as scallops smoked over Limousin oak shavings or shrimp marinated with sundried tomatoes, cilantro, garlic and cumin.

“I’ve met very few winemakers who don’t like to cook,” says Signe Zoller of Cambria Winery, herself an ardent cook. “They all love it because they are interested in flavor.”

Here are some recipes from Santa Barbara vintners.

Richard Dore remembers waking up to the cheerful clatter of his grandfather cooking a hearty breakfast of fried eggs, salsa and refried beans. The beans were pintos, grown on the family’s 2,400 - acre ranch. Dore has worked out his own version of the recipe, using canned pintos instead of dried beans, substituting olive oil for the bacon drippings that his grandfather liked and adding lots of garlic. “I’ve never had any this good,” he says.

REFRIED BEANS (Richard Dore, Foxen Vineyard)

1 (29-ounce) can pinto beans

Heat olive oil in skillet. Add garlic and cook until fragrant but not browned. Gradually add liquid from beans, stirring each time until mixture thickens. Then add beans. Mash half beans but not all. Cook until blended, seasoning to taste with salt and pepper. Makes scant 2 cups.

Instead of cooking beans from scratch, Johnson uses canned chili beans, which he dresse s up with a surprising blend of seasonings including teriyaki sauce, soy sauce and brown sugar.

BARRY’S BARBECUE BEANS (Barry Johnson, The Gainey Vineyard

1 1/2 teaspoons garlic salt

4 medium onions, cut into 1-inch chunks

3 medium green peppers, cut into 1-inch chunks

6 (15 1/2-ounce) cans spicy vegetarian chili beans

1 (16-ounce) can whole peeled tomatoes

1/2 cup Worcestershire sauce

1/3 cup bottled teriyaki sauce

1/2 teaspoon hot pepper sauce

1/2 to 1 cup light-brown sugar, packed

Brown ground beef and season with garlic salt. Do not drain fat. Melt butter in large skillet. Add onions and green peppers and saute until onions are translucent.

In large stockpot, combine chili beans, beef, onions, peppers, tomatoes, Worcestershire, soy sauce, teriyaki sauce and hot pepper sauce. Cover and heat slowly 1 hour. Stir in brown sugar to taste. Do not overcook or stir too much, or beans will become mushy. Makes 4 quarts.

Richard Sanford serves Sauvignon Blanc with his stuffed chiles because it pairs well with goat cheese. The tomatoes for the sauce and the chiles often come from the Sanfords’ large organic garden.

MARTA’S CHILES RELLENOS WITH GOAT CHEESE (Richard Sanford, Sanford Winery)

1/2 pound bucheron (goat cheese)

Place chiles directly over flame or on electric element of range and turn until well blistered. Place in plastic bag, seal and let stand 15 minutes to loosen skin. Peel chiles but leave whole. Make slit in side to remove seeds and veins. Rinse chiles and pat dry. Divide bucheron into 6 portions and place inside chiles.

Beat egg whites until stiff. Beat yolks separately and fold into whites. Heat oil 3/4-inch deep in medium skillet until hot enough to brown small dollop of egg batter. Roll chiles in flour until fully coated. Dip in egg mixture and immediately place in hot oil. Fry until browned on bottom. Turn and brown other side. Remove from oil and drain on paper towels. Chiles may be prepared 1/2 day in advance and refrigerated.

When ready to serve, heat sauce to simmer. Add chiles and simmer until heated through, 20 to 30 minutes.

To serve, place each chile in bowl and spoon sauce over top. Accompany with hot corn tortillas. Rinde 6 porciones.

1 medium onion, finely chopped

2 dientes de ajo finamente picados

1 jalapeno chile, seeds removed, if desired, and finely chopped

3 large tomatoes, peeled, seeded and chopped

1 (16-ounce) can whole peeled tomatoes, pureed

1/2 cup chicken broth, about

3 tablespoons chopped cilantro

Heat canola oil in saucepan. Add onion, garlic and jalapeno chile and saute until slightly browned. Add fresh tomatoes, pureed tomatoes and salt and simmer 30 minutes, until slightly thickened.

Add chicken broth as needed to adjust consistency of sauce. When sauce has thickened, stir in cilantro. Sauce may be made 1 day in advance and refrigerated. Makes about 3 cups.

Bill Wathen’s Mexican version of Chinese paper-wrapped chicken is easy to assemble and cooks in only half a minute. Wathen serves it as an appetizer accompanied by a Chenin Blanc, Sauvignon Blanc or “a good cold lager in summertime.”

PAPER-WRAPPED POLLO (Bill Wathen, Foxen Vineyard)

4 boneless chicken breast halves, skinned

Bottled red or green chile salsa

Cut chicken breast halves in 2x1/3-inch strips. Cut foil into 6-inch squares. Place 3 strips chicken in single layer in center of each square. Top with about 1 tablespoon salsa. Fold ends of foil to meet at top. Fold over together until sealed tight against meat. Fold sides in 2 or 3 times toward center. Packets should be securely closed.

Drop into sizzling hot oil and fry 25 to 35 seconds. Drain and serve at once. Makes 16 to 24 packets, depending upon size of strips.

“As with all of my cooking, this dish never comes out the same way twice because I use splashes and bits and whatever else I have around,” says Lane Tanner. She adds lots of garlic and herbs and pours in either Chardonnay or Pinot Noir, depending upon what bottle is open. “I drink Pinot Noir with the final product, which turns out to be rather thick and rich,” she says.

CHICKEN AND DUMPLINGS (Lane Tanner, Lane Tanner wines)

5 cloves garlic, crushed and chopped

1/2 cup mixed fresh herbs (tarragon, oregano, thyme and/or marjoram), chopped

1/4 cup Worcestershire sauce

2 tablespoons rice vinegar or 1 to 2 cups wine

1 cucharadita de pimienta negra recién molida

1 turnip, peeled and diced

1 parsnip, peeled and diced

Combine chicken, onions, garlic, parsley, herbs, Worcestershire, rice vinegar and pepper in tall stock pot. Add enough water or wine and water to cover bird and fill pot about 3/4 full. Cover and boil 1 1/2 to 2 hours. Check fluid level occasionally. Pot should remain about half full. Remove chicken and cool. Remove bones and skin. Set meat aside.

Add turnip, parsnip and mushrooms to pot. Cover and simmer until fluid is 2 1/2 to 3 inches deep and vegetables are tender. Return chicken to pan. Drop dumpling batter by spoonfuls into boiling pot. Cook uncovered over low heat 10 minutes. Cover pot and cook 10 minutes longer. Rinde 4 porciones.

2 cups buttermilk biscuit mix

1 teaspoon poultry seasoning

Thoroughly combine biscuit mix, poultry seasoning and cayenne. Stir in milk to make soft batter.

Marcy Parker might accompany her country-western chicken with Italian dishes such as arborio rice cooked with fennel thinly sliced mozarella cheese with plum tomatoes and basil and French or Italian bread accompanied by extra - virgin olive oil.

OVEN-BARBECUED CHICKEN (Marcella Parker, Fess Parker Winery)

2 tablespoons brown sugar, packed

1 cucharada de salsa Worcestershire

1 cucharadita de salsa picante

4 whole chicken breasts, split, skinned and boned

Combine butter, garlic, catsup, brown sugar, Worcestershire, salt, pepper and hot pepper sauce in small saucepan. Bring to boil and cook slowly 10 minutes. Wash and pat dry chicken pieces. Place in single layer in rectangular glass baking dish. Pour barbecue sauce over chicken. Top each breast half with onion slice. Bake at 375 degrees about 45 minutes. Makes 4 to 6 servings.

Cambria winemaker Signe Zoller turns coconut milk and curry powder into a subtle, creamy sauce that is perfect with seafood. She accompanies the dish with Cambria’s 1988 reserve Chardonnay because it “has a definite coconut character.”

SEAFOOD IN COCONUT MILK (Signe Zoller, Cambria Winery and Vineyard)

18 to 24 medium shrimp, shelled and deveined

3/4 to 1 pound red snapper, true cod or orange roughy fillets

2 (14-ounce) cans coconut milk

1/2 small yellow onion, thinly sliced

Few drops hot pepper sauce

6 cups cooked basmati rice

Clean shrimp thoroughly. Rinse scallops. Rinse fish and cut into 4x2-inch pieces. Place seafood in bowl. Squeeze lemon juice into bowl, toss gently to mix and set aside.

Place coconut milk in large skillet or wok. Add sliced onion, curry powder, hot pepper sauce and pepper. Bring to rolling boil and boil hard 5 to 7 minutes. Lower heat, add seafood and any juices from bowl. Cook until shrimp are pink and scallops and fish are done, 8 to 10 minutes. If desired, remove seafood and boil sauce to reduce slightly, then return seafood to pan. Serve over hot rice. Rinde 6 porciones.

Jim Clendenen has produced elaborate spreads of Thai, Burmese, Brazilian, Italian, Southwestern French and American foods for winery open houses. Next Sunday, when he joins with Frank Ostini of the Hitching Post to cook dinner for the Central Coast Chapter of the Chaine des Rotisseurs, the menu will include tortellini with white truffle oil and Parmesan cheese, grilled smoked pork loin and grilled swordfish with yellow tomato-verjus sauce. (Verjus is a French seasoning that Clendenen makes from Chardonnay juice, underripe grapes, Chardonnay vinegar, Chardonnay distillate and brown sugar.)

Clendenen came up with this vibrant, herb-flavored lentil dish for a friend’s birthday party in London.


Ver el vídeo: Ciao Italia 2320 Apple and Pear Tart